Envío gratis a partir de 5 €

Crema corporal rejuvenecedora Gzel | Natura Siberica

16,06 18,90

Crema corporal rejuvenecedora Gzel | Natura Siberica

Crema corporal rejuvenecedora Gzel | Natura Siberica

5/5

16,06 18,90

La hidratación no se puede medir a granel, excepto si lo haces con esta crema. Dale sobre tu piel y tendrás una elasticidad inconmensurable.

Envío 24 - 48 horas península

Envío gratis a partir de 5 €

Devolución 14 días

pago seguro cifrado ssl con:

formas pago
¿Necesitas ayuda?

¿Necesitas ayuda o consejo?

Hola amor, si necesitas ayuda, tu pregúntanos, que para eso estamos. Puedes llamar al 919 041 944 de lunes a viernes de 10 a 18 horas o enviarnos un whatsapp al 617 382 015.

Si en estos momentos no estamos operativas, puedes dejarnos tú consulta e indicarnos como prefieres que contactemos contigo. En cuanto lo veamos te contestaremos. :) 

¿Quieres un regalito?

El Regalito de la semana

Hola Bombón, esta semanita tenemos unos regalitos especiales para tí. Puedes escoger entre estos 2, eso si, nos tienes que hacer un pedido de 30 €.

Si te apetece alguno, solo lo tienes que seleccionarlo cuando llegues al carrito y te lo llevas por tu cara bonita. 

Financiación hasta en 12 meses

simulador

Descripción Crema corporal rejuvenecedora Gzel | Natura Siberica

– Hola reina, ¿te pongo lo de siempre?

– No, este mes mejor ponme un kilo más.

– ¿Tanto?

– Sí hija, tengo la piel fatal. Parezco una mujer de 90 años.

– Ya será menos… venga mira, ni pa’ ti ni pa’ mí. Te pongo kilo y medio y así te quedará la piel como a una chica de 25 años. ¿Te parece?

– Venga, vale.

– ¡Marchando!

¿Te imaginas?

Comprar un producto a granel que le quite años de edad a tu piel. Así, tan fácil. ¿Que quieres menos años? Compras un poco más. ¿Que te gusta como la tienes? Pues te quedas como estás.

Ahora hablando en serio: hay que decir que, bajo nuestro punto de vista, lo ideal es aceptar el paso de los años y tratar de no traumatizarse con ello, porque no deja de ser un proceso natural.

Pero sí que es verdad que a veces… pues mira, tampoco nos viene mal minimizarlo un poco. Y en ese caso buscamos alternativas que nos ayuden a llevarlo mejor.

Como esta crema corporal rejuvenecedora que, para no ser un restador de años cutáneos a peso, no funciona nada mal. Y, la verdad, su formato no anda tan lejos de comprarlo a granel…

Lo que más nos gusta

  • Al estilo ruso: en todos los sentidos posibles. Porque el Gzhel es una estética ancestral que predomina en la cerámica rusa y la embellece de infinitas maneras. Es la representación visual de una manera de hacer las cosas. Y esa manera también se ve reflejada en las recetas de las que parte esta micro-colección.
  • Únicos y especiales: así son los productos de la línea Gzel. Una pequeña pero valiosísima colección de edición limitada que pretende realzar lo mejor de la cosmética rusa. Con ingredientes de origen siberiano, plantas y bayas silvestres que dan lugar a composiciones inimitables.
  • Reconocidos: no solo por su bello estilo tan característico, sino también por su calidad. Y es que los tres productos han sido ganadores del premio al mejor cosmético natural otorgado por Cosmoprof Bologna.

Lo que nos enamora

  • El tres en raya que se marca: regenera, rejuvenece y tonifica. Gracias a su combinación de ingredientes, hidrata en profundidad, la protege y la deja tan flexible como si fueras una gimnasta (bueno, igual ahora nos hemos pasado). Pero ¿qué más quieres? Esto no lo tienes ni pidiéndolo por encargo.
  • Textura semi-densa de aquellas que la tocas y sabes que tiene «buen género». Eso sí, que no sea completamente fluida no significa que no sea fácil de trabajar. Al tacto con la piel se deshace rápidamente y se absorbe con facilidad. Con ello consigue que tu piel se quede suave, tersa, revitalizada y radiante. Lo que te decíamos… aquí hay buen material.
  • Aroma suave, con ese toque dulzón pero no empalagoso que te engancha hasta sin proponérselo. Y mira una cosa: para no necesitar ningún tratamiento… con este sabes que igual te afianzas alguna que otra reserva en la despensa de tu baño.

Los culpables de su encanto

  • Extracto de cladonia nevada: gracias a su alta concentración de antioxidantes, es una gran ayuda para regenerar, tonificar y darle a tu piel un aspecto rejuvenecido. No te diremos que se queda como la de una chica de 20 años, pero sí que será un refuerzo importante para evitar que envejezca más deprisa de lo que una quisiera.
  • Miel orgánica de Siberia Occidental: en ella podemos encontrar microelementos y vitaminas que son una solución ideal – y natural – para mantener tu piel protegida de los factores ambientales que pueden dañarla. Y a su vez, hacer que se vuelva más flácida, más seca, menos elástica… en fin, todo lo que ya te conoces.
  • Aceite de rosa silvestre: es rico en vitaminas A,C, E y F, y también contiene ácidos grasos que, por si no lo sabías, le dan un gran aporte de energía a la piel. La hidratan intensamente y consiguen que se torne más elástica, flexible y con un aspecto radiante y, por supuesto, rejuvenecido.

¿Cómo usarla?

En este caso sí que no te diremos que lo hagas a granel. Porque tampoco es cuestión de sobrehidratar tu piel (¡así la estarías ahogando!).

En este caso lo que debes hacer es coger la cantidad equivalente a un par de almendras, aproximadamente, y empezar a repartirlas por zonas (digamos que podrías aplicar una almendra por zona a hidratar). Importante que antes de hacerlo tu piel esté limpia y seca y cuando la extiendas lo hagas con movimientos circulares y presionando un poquito (tampoco te cortes la circulación).

Truco de la casa:

En una piel en la que lo que buscamos es firmeza, es tan importante el movimiento que ejerces en ella como el producto que le aplicas. Por eso, lo mejor que puedes hacer es darle al masaje el tiempo que se merece para estimular la circulación de la sangre. Eso favorece la producción de colágeno y, en consecuencia, el aumento de la elasticidad.

¿Quieres más? Calienta un poco la crema con las manos antes de aplicarla. El hecho de tener una temperatura similar a la de la piel en el momento de extenderla ayudará a que tu cuerpo absorba mejor los nutrientes. Palabrita.

Composición Crema corporal rejuvenecedora Gzel | Natura Siberica

Aqua, Benzyl Alcohol, Butylphenyl Methylpropional, Centaurea Cyanus Flower Water*, Cetearyl Glucoside, Cetraria Nivalis ExtractWH, Citral, Citric Acid, Cocoglycerides, Cortusa Sibirica ExtractWH, Crataegus Monogina Flower Water*, Crepis Sibirica ExtractWH, Dehydroacetic Acid, Dicaprylyl Ether, Diplazium Sibiricum ExtractWH, Ethylhexylglycerin, Festuca Altaica ExtractWH, Glycerin, Glyceryl Stearate, Hexyl Cinnamal, Hypericum Perforatum Extract*, Isopropyl Palmitate, Limonene, Linalool, Linum Usitatissimum Seed Oil*, Mel*, Melilotus Officinalis Water*, Octyldodecanol, Panax Ginseng Root Extract*, Panthenol, Parfum, Pinus Sibirica Seed Oil Polyglyceryl-6 Esters PS, Potassium Sorbate, Rosa Canina Fruit Oil*, Sodium Benzoate, Sodium Polyacrylate, Sodium Stearoyl Glutamate, Tocopheryl Acetate, Triticum Vulgare Germ Oil.

(*) Obtenido mediante agricultura orgánica.
(wh) Extractos orgánicos de plantas siberianas de recolección silvestre.

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)