Envío gratis a partir de 18 €

Crema mascarilla de manos Cuidado nocturno | Café mimi

Crema mascarilla de manos Cuidado nocturno | Café mimi

5/5

2,54

-15%

110 ml

Nutre la piel sin engrasar
Alisa y previene la sequedad
Incrementa la elasticidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

2,54

-15%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 2,54 2,44 2,36 2,29

Ahorra comprando para varios meses. 

La noche tiene un poder sobrenatural que nos hace ver cosas. Por ejemplo, tú pronto sabrás que no debes pasar ni una más sin usar esta crema.

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito

Descripción Crema mascarilla de manos Cuidado nocturno | Café mimi

¿Te ha pasado alguna vez?

Eso de irte a dormir en invierno y sentir como que de repente algo está rascándote las manos. Lo miras y… ah, no, calla que son tus manos las que están rascando. Sí, sí, suena fuerte pero es así. Tienes las manos tan secas que el roce de las sábanas se siente como si fuese auténtica paja.

No pasa nada, no te sientas sola, esto es algo que nos pasa a muchos. A veces ni siquiera te hace falta sentir ese roce para saber que te estás yendo a dormir con las manos como una piedra pómez.

Eso te ocurre por algo tan sencillo como que el resto del día te has olvidado de ellas. Así que es momento de dedicarles unos segundos – porque no hacen falta más – y dejarlas listas para que se recuperen durante la noche.

¿Cómo? Pues con esta crema mascarilla de manos, diseñada especialmente para el cuidado nocturno. Y a tener dulces (que no ásperos) sueños.

Lo que más nos gusta

  • Discreta: como esa sequedad que no sabes cuándo ha aparecido. No invade tu espacio, pero tiene el tamaño idóneo para estar en el lugar y el momento oportunos. Justo a tiempo para que la veas al acostarte y recuerdes que no puedes irte a dormir sin ella.
  • Tan natural como dormir: porque el 95% de sus ingredientes son de origen natural. Y qué hay mejor que saber que entre tus manos hay algo totalmente real.
  • Generosa: su envase está fabricado con plástico 100% reciclado y reciclable a su vez. Hecho para respetar todos los ecosistemas y habitantes posibles.

Lo que nos enamora

  • El efecto reparador que produce al aplicarla y actúa durante la noche. Tan intensa como cualquier otra mascarilla, pero sin necesidad de aclararla.
  • El tacto sedoso que deja en las manos. Con una textura cremosa, ligeramente densa pero fácil de aplicar. Produce un efecto regenerador que suaviza las manos y alisa la piel mientras le devuelve su elasticidad natural.
  • El aroma increíblemente dulce y adictivo que refuerza la sensación de protección. Edulcora tu hora de ir a dormir y asegura que se convierta en un momento de descanso real.

Los culpables de su encanto

  • Aceite de almendra dulce: este amigo de aquí es el responsable de calmar la piel y devolverla a su estado natural de suavidad. Además de darle una hidratación perfecta para afrontar el día a día.
  • Extracto de guayaba: mediante una gran dosis de hidratación, se asegura de terminar con la sequedad y evitar que la piel vuelva a sufrir descamación. Es como una nana bien cantada.
  • Manteca de karité: su composición rica en aceites proporciona grandes beneficios para la piel. La repara, incrementa su firmeza, la alisa, y la protege de la sequedad.

¿Cómo usarla?

Como si cada noche quisieras cambiar tu vida (porque, en cierta manera, lo estás haciendo).

Así que: aplícala generosamente por las dos manos hasta que sientas que ha sido absorbida, que será rápidamente. Espérate unos instantes para asegurarte de no dejarla enganchada por todas las sábanas, que a ellas no les hace falta ninguna hidratación.

Truco de la casa:

Una forma extraña pero muy efectiva de aplicar la crema es hacerlo por la parte externa de las manos. Es decir, sin usar las palmas. Frótalas entre sí y cruza los dedos para cubrir también los huecos entre estos. De esta forma, conseguirás dar nutrición a las zonas más secas sin engrasar las yemas.

Es un truco que aquí usamos mucho para evitar perder tiempo si trabajas con el ordenador, por ejemplo, ya que así no tienes que esperar a que se seque para seguir con tus rutinas. En este caso, lo que evitas es manchar determinados artilugios que probablemente uses antes de ir a dormir – aunque no debas – o simplemente no desperdiciar la crema manchando la cama.

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)