Envío gratis a partir de 5 €

Exfoliante corporal coco y papaya | Café mimi

3,90

Exfoliante corporal coco y papaya | Café mimi

Exfoliante corporal coco y papaya | Café mimi

5/5

3,90

Pregúntate cuál sería el placer que repetirías cada semana. Si la respuesta no es este exfoliante, significa claramente que debes probarlo.

Envío 24 - 48 horas península

Envío gratis a partir de 5 €

Devolución 14 días

pago seguro cifrado ssl con:

formas pago
¿Necesitas ayuda?

¿Necesitas ayuda o consejo?

Hola amor, si necesitas ayuda, tu pregúntanos, que para eso estamos. Puedes llamar al 919 041 944 de lunes a viernes de 10 a 18 horas o enviarnos un whatsapp al 617 382 015.

Si en estos momentos no estamos operativas, puedes dejarnos tú consulta e indicarnos como prefieres que contactemos contigo. En cuanto lo veamos te contestaremos. :) 

¡Quieres un regalo y lo sabes!

El Regalito de la semana

Hola Bombón, esta semanita tenemos unos regalitos especiales para tí. Puedes escoger entre estos 2, eso si, nos tienes que hacer un pedido de 30 €.

Si te apetece alguno, solo lo tienes que añadirlo a tu compra cuando llegues al carrito y te lo llevas por tu cara bonita. 

Financiación hasta en 12 meses

simulador

Descripción Exfoliante corporal coco y papaya | Café mimi

Todos los veranos hay un momento que es absolutamente irremplazable.

Ese en el que vienes de la playa, o de darte un paseo bajo el sol, estás deshidratada y sientes que si no paras y te tomas algo refrescante, tu cuerpo te va a decir basta.

Y te sientas en una terracita y te pides un buen granizado. Con esa textura tan ASMR, que solo de girar la pajita te da tremendo gusto. De repente has recobrado el aliento y la vida. Todo el cansancio ha merecido la pena solo por este momento.

Entonces piensas que no te importaría repetirlo una vez a la semana durante el resto del año. ¿Y si te decimos que es posible? Pensarás: «obvio, que no estamos hablando de un masaje a cuatro manos». Pues no, porque nosotros no hablamos del granizado; hablamos de la sensación de renovación, de una textura que te envuelve, de un momento de pausa… de un exfoliante corporal que no te deja indiferente.

Lo que más nos gusta

  • Un placer muy real: tanto como que el 95% de sus ingredientes son de origen natural. Porque no hay mejor sensación que la de saber que lo que sientes es de verdad.
  • En beneficio de todos: está fabricado con plástico 100% reciclado y reciclable a su vez. Hecho para respetar todos los ecosistemas y habitantes posibles.
  • Al rescate: está enfocado a conseguir el bienestar de tantos otros seres como tú, por eso colabora donando parte de sus beneficios a la WWF, la mayor asociación para la defensa de la naturaleza.

Lo que nos enamora

  • Textura granulada súper suave muy, pero que muy parecida a la de ese granizado que te encanta. Elimina todas las células muertas y favorece el proceso de regeneración de la piel, dejándola lisa y nutrida.
  • Efecto suavizante que produce en la piel tras su uso. Limpia en profundidad y exfolia suavemente; hidrata y la desinflama mientras la deja más elástica.
  • Aroma dulce que te devuelve esa sensación de verano. Aunque suene muy ambiguo, sabes cuál te decimos, ¿a que sí?

Los culpables de su encanto

  • Aceite de coco: es el encargado de nutrir en profundidad, hidratar la piel y dejarla increíblemente suave. Además de darle ese toque adictivo a su aroma del que no te puedes desprender.
  • Azúcar de caña: es, básicamente, el mayor culpable de su textura. Al entrar en contacto con tu piel, le realiza un suave masaje que la exfolia con delicadeza y la deja como nueva.
  • Sal marina: hay que reconocerlo, es la que se lleva todo el mérito. También conocida como todoterreno, aporta los minerales necesarios para eliminar las toxinas halladas en la piel, así como absorbe las impurezas. También contribuye a la regeneración celular y, en consecuencia, deja la piel más fresca y saludable.
  • Extracto de papaya: le da un empujoncito a las células de la piel, acelerando su proceso de regeneración y haciendo así que recupere su elasticidad. La calma gracias a su función antiinflamatoria y, además, la endulza un poquito con ese aroma tan especial.

¿Cómo usarlo?

Como si estuvieses a punto de tomarte ese refrescante granizado.

Sencillamente, aplícalo sobre la piel limpia y húmeda dando un masaje con las yemas de los dedos. Procura mantener ese movimiento circular sobre la piel mientras tengas el producto en ella, ya que su efectividad es especialmente alta al ejercer ese contacto.

Mantén ese merecido masaje durante 10 minutos y después acláralo bien con agua tibia.

Truco de la casa:

Procura hacer este ritual por la noche. Es el mejor momento para ello, puesto que ya no volverás a salir de casa y no volverás a exponer tu piel a la polución del mundo real (especialmente si hablamos de verano). Te aseguramos que si completas bien tus rituales y te acuestas después de usar el exfoliante -¡y aplicar tu crema hidratante!-, tu piel estará como recién salida del mar a la mañana siguiente: fresca y renovada.

Composición Exfoliante corporal coco y papaya | Café mimi

Sucrose (Сахар), Maris (Sea) Salt, Cocos Nucifera (Coconut) Oil, Carica Papaya (Papaya) Fruit Extract, Vegetable Glycerin, Butyrospermum Parkii (Shea) Butter, Glycine Soja (Soybean) Oil, Aqua, Cetearyl Alcohol, Polysorbat-20, Silica Dimethyl Silylate, Perfume, Tocopheryl Acetate, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate, Limonene, Coumarin, Citronellol, Citral, Geraniol, Linalool

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)