Envío gratis a partir de 18 €

Mousse de higiene íntima | Natura Siberica

Mousse de higiene íntima | Natura Siberica

5/5

7,22

-15%

250 ml

Limpia y alivia la zona íntima
Hidrata y suaviza la piel
Mantiene la lubricación
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

7,22

-15%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 7,22 6,93 6,71 6,50

Ahorra comprando para varios meses. 

Agotado

Enviarme una notificación cuando el producto vuelva a estar disponible.

Si te gusta tanto tu ropa interior que la llevas pegada a la piel, acabarás por odiarla. Usa este mousse íntimo y deja que todo fluya… ropa incluida.

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito

Descripción Mousse de higiene íntima | Natura Siberica

Hay un hecho del que tenemos que hablar. Es necesario.

La post-depilación en la zona íntima. ¿Acaso no es cierto que es una de las peores que existe?

Da igual qué método sigas: es cuestión de horas (o menos) que empieces a notar cómo se te engancha la ropa interior.

Es una realidad. Y si no has pasado por ella, es que no te has depilado en la vida (que oye, eso que te llevas, también hay que decirlo).

Y por si fuera poco, irritación. Porque no existe una sin la otra: depílate, ponte las bragas y espérate a que vengan a saludarte. Las rojeces y los granitos que estaban esperando su turno.

Y así no se puede. Porque ¿cuál es la solución? ¿Esperar a que empiecen a crecer los nuevos pelos? Pues tampoco, porque se enganchan más todavía.

Al final acaba siendo una desesperación constante a la que una no puede renunciar si quiere seguir depilándose.

Pues amiga, déjanos decirte que pensar eso es un craso error. Porque sí puedes evitarlo. ¿Cómo?

  1. No te pongas bragas después de depilarte.
  2. Depílate cuando no te importe estar un rato sin bragas. Y si tienes el valor de salir a la calle sin ellas, pues olé tú.
  3. Usa este mousse de higiene íntima para limpiar la zona después de la depilación. Independientemente del tipo que sea.

Y sobre todo… trata con cariño a tu flor, que es la única que tienes.

Lo que más nos gusta

  • Casi virgen: tranquila, que hablamos de su composición. Porque está hecha con ingredientes naturales en un 97,3% del total, procedentes de la naturaleza siberiana. Eso significa que tiene una formulación tan pura como… una flor sin abrir. Tú ya nos entiendes.
  • Lo importante por delante: y por debajo. Que el pH íntimo es mucho más que importante. Por eso esta línea de higiene íntima está especializada en cuidar la zona sin alterar su pH natural, porque bastantes cosas te alteran en la vida ya como para tener eso desestabilizado. Y porque se vive más tranquila sin sufrir los efectos colaterales de un desequilibrio a ese nivel.
  • En armonía: es como te vas a sentir después de usarlo. Y no solo por los beneficios de su uso, sino porque tendrás la tranquilidad de estar usando un producto certificado por IONC con el sello Cosmos Natural de BDIH, que garantiza que el producto contiene ingredientes orgánicos de producción ecológica y respetuosa con el medio ambiente y con los seres que lo habitan.

Lo que nos enamora

  • Sensación de alivio que deja inmediatamente después de su uso. Limpia con delicadeza y previene la sequedad que a veces una puede sentir sobre todo después de depilarse. Aunque no es útil solo para eso, también mejora la zona después de haber usado productos para la menstruación o incluso otros de higiene que no son especialmente sensibles con la piel.
  • Formulación compuesta por extractos de plantas siberianas, entre los cuales se encuentran el hidrolato de aralia mandshurica o el aceite de onagra. Gracias a ella, proporciona una sensación de pureza y confort mientras mantiene equilibrado el pH de tu flor de loto.
  • Textura acuosa que se convierte en espuma al aplicarla. No es agresiva con la piel y la recoge con suavidad, siendo apta incluso para las que sufren más incomodidad. Gracias a las propiedades que contiene, deja la piel suavizada y relajada. Y qué necesario es cuando estás hasta… las narices de sentirte como si fueses un velcro con patas.
  • Aroma neutro que ayuda a contrarrestar los olores que te puedan incomodar y no deja ni rastro de su paso por la piel. Gracias a ello, será como si hubieras hecho un reset genital.

Los culpables de su encanto

  • Hidrolato de aralia mandshurica orgánico: si tienes una piel especialmente delicada, amarás esta mousse. Y es que este ingrediente es el encargado de velar por ella, ya que la hidrata y le aporta la suavidad cuando más la necesita. Es decir, la mayor parte del tiempo.
  • Ácido láctico: que tu pH no se vuelva loco es cosa de este ingrediente. Además de mantenerlo en equilibrio, promueve la regeneración de la piel para que no sucumba a la sequedad. Y qué importante es sentirse correctamente lubricada, ¿verdad…? (Ejem, ejem).
  • Aceite de onagra orgánico: que después de usarlo sientas una especie de paz exterior en la zona íntima es culpa de este aceite. Gracias a él, llega la calma. Porque proporciona alivio, frescor y confort a una parte de tu cuerpo que lo necesita más que ninguna otra.

¿Cómo usarlo?

Igual que lo harías con cualquier otro jabón. Con delicadeza y en las proporciones adecuadas. Es tan sencillo como tomar una pequeña cantidad (la equivalente a una almendra, no más) y frotarla por la zona a limpiar estando ya húmeda. Muy importante aclararla después con agua tibia.

Truco de la casa:

No por más cantidad harás que la sensación de incomodidad desaparezca antes. Es mejor ser constante: aplícalo una vez al día, preferiblemente por la noche, que es cuando acumulamos más cansancio y pesadez, y deja lista la zona para descansar tranquilamente.

Pese a no ser agresivo con tu pH, es importante que no lo uses como si fuera mayonesa para las patatas fritas. Ya sabes lo que dicen: todo en exceso es malo, así que aunque te fascine su efecto, limítate a usarlo una vez por día.

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)