Envío gratis a partir de 18 €

Protector solar SPF 30+ | Café mimi

Protector solar SPF 30+ | Café mimi

5/5

5,27

-15%

100 ml

Protege de los rayos UV/ UVA
Previene el envejecimiento
Resiste activo hasta 8 horas
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

5,27

-15%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 5,27 5,06 4,90 4,74

Ahorra comprando para varios meses. 

Hacerse mayor es bonito. Lo feo es que tu piel envejezca porque no la has protegido bien. Hazlo con esta leche solar y keep forever young.

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito

Descripción Protector solar SPF 30+ | Café mimi

El mejor verano de tu vida. Años esperando para hacerlo y por fin ha llegado tu momento. Ese que nunca, nunca, nunca vas a olvidar.

Cuenta atrás para hacer un viaje soñado: con amigos, con familia, con tu pareja… a ese lugar que, en el fondo, no es tan importante. Lo importante es que lo vas a hacer, y sobre todo con quién lo vas a hacer.

Llevas muuuucho tiempo pensándolo, esperando a que los astros se alineen para ti (porque tienes claro que de otra forma no podría ser). Fantaseando con ese momento en el que puedas comprar los billetes de avión. O reservar el hotel. Y quien dice hotel dice apartamento, bungalow, casa rural, hostal… Qué más da. La cosa es que por fin vas a pasar unos días con alguien – importante para ti – a solas. Sin estrés, sin prisas, sin atascos, sin obligaciones y, si mucho nos apuras, sin contaminación (sí, somos optimistas).

Qué bien suena todo. Ya estás contando las horas para que empiece. Lo piensas y parece imposible que pueda haber algo que lo estropee… ¿verdad?

Pues déjanos decirte que sí que lo hay. Y cuando lo hace, no se conforma con poco.

Sentimos haberte explotado tu burbuja ideal, pero la verdad duele: sin crema solar y paseando tu cuerpo ardiente bajo el sol, la felicidad vacacional dura menos que unos tacones en pie sobre un suelo pedregoso.

Imagínate con toda la espalda quemada sin poder ponerte siquiera el biquini. Es una desgracia que podemos evitar. Basta con usar un protector solar SPF 30+ resistente al agua y con tratamiento antienvejecimiento y antimanchas. Porque si hay algo más importante que tener una piel bonita, es tener una piel sana y cuidada. Y no hay una sin la otra. No somos tu mamá, pero debes leernos atentamente.

Lo que más nos gusta

  • Aventurero: si hay un requisito que debe cumplir un protector solar, es el de tener la capacidad para seguir tus pasos. Como si fuese tu perro fiel, irá contigo allá donde vayas. Porque tiene un tamaño tan pequeño que cabe en cualquier lugar.
  • Colaborativo: te lo pone fácil. Con la tecnología Easy to use, aplicarlo es más sencillo que tumbarte al sol cual lagarto. Pensado para que el momento protección te retrase lo mínimo posible el momento desconexión.
  • Sensorial: porque algo que te acompaña en tus vacaciones, debe formar parte de las sensaciones que tu mente liberada experimente. Por eso, su tacto es tan agradable y estimulante que podría hacerse pasar perfectamente por una bolsita relajante.

Lo que nos enamora

  • Textura ligera súper suave que se desliza por tu piel con gran facilidad. Una leche solar que se adapta a cada rincón de tu cuerpo y te sienta mejor que el bañador recién estrenado.
  • Ese aroma veraniego que solo una leche solar sabe hacerte percibir. Da igual en qué momento del día te la pongas, te vas a emocionar como si fuera un recuerdo del último verano.
  • El aporte de vitaminas y protección que proporciona a tu cuerpo. Rebota los rayos UV y previene su envejecimiento de forma muy eficiente (concretamente, durante ocho horas). Vamos, que ni la sal del mar persiste tanto tiempo en tu piel.

¿Cómo usarlo?

Con responsabilidad, sobre todo. Aplícalo sobre tu piel seca y limpia aproximadamente media hora antes de exponerte al sol. Es importante que lo hagas así, ya que, de lo contrario, su efectividad podría verse reducida. Es un error que solemos cometer cuando nos aplicamos este tipo de productos, y esto acaba derivando muchas veces en quemaduras. Luego nos preguntamos que por qué nos hemos quemado si hemos usado protección. Pues no, querida, si la usas mal en ocasiones puede ser como si no la usases. Tenlo en cuenta.

Truco de la casa:

Todo protector solar contiene cierta dosis de hidratación, ya que es uno de los factores básicos para evitar las quemaduras. No obstante, nuestra recomendación es que, si puedes, uses una buena crema hidratante (nosotros tenemos muchas, ¡échales un vistazo!) antes de aplicar la crema solar, puesto que el sol tiene una capacidad de abrasión más elevado sobre pieles secas. Si añades un extra de hidratación a tu cuerpo antes de colocar el protector, estarás favoreciendo no solo la prevención de la quemadura sino también la recuperación de tu cuerpo después de haberse expuesto al sol.

Pruébalo y cuéntanos si te ha gustado. ¡Ya sabes que en Instagram sí que aceptamos etiquetas!

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)