Envío gratis a partir de 18 €

Limpiador facial purificante Iceland Moss | Natura Estonica

Limpiador facial purificante Iceland Moss | Natura Estonica

5/5

3,91

-15%

150 ml

Limpia en profundidad
Regula la producción sebácea
Con efecto antiinflamatorio
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

3,91

-15%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 3,91 3,75 3,64 3,52

Ahorra comprando para varios meses. 

Limpiarte la piel de ese rostro sensible nunca fue tan fácil como con este gel refrescante que te ayudará a equilibrar el exceso de grasa.

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito

Descripción Limpiador facial purificante Iceland Moss | Natura Estonica

Quien tiene la virtud de apreciar a los demás es bien recompensado (o eso dicen).

Tú aprecias a tu piel, la respetas y también la valoras, pero… no entiendes por qué te paga con tanta rojez, unos poros que se ven a kilómetros y, para colmo, el molesto brillo en la zona T.

Debes reconocer que te tiene obsesionada y un tanto frustrada, aunque la pobre no tenga la culpa de ser así. Porque la verdad es que a los de piel sensible o mixta, como tú, le sobran los problemas cutáneos.

«Pues qué bien».

Y mira que tú pones todo de tu parte: a diario tratas de mantener la calma y tampoco la sobrecargas ni la saturas con productos, pero es imposible. Siempre terminas igual: con exceso de grasa y sus sellos de identidad.

Puede que simplemente tengas que cambiar algo. Algo como ese producto de limpieza que no termina de aportarte mucho equilibrio por este limpiador facial purificante.

Lo que más nos gusta

  • Se hace notar: no solo por su envase de color pastel, que resulta irresistiblemente agradable y tierno, sino por el sello “Bio extracts & oils” que es fiel indicativo de que esta línea tiene un compromiso con el medio ambiente y la promoción de una vida más saludable. Gracias a su composición de ingredientes naturales (de más de un 92%), tu cutis lucirá mucho más nutrido, saludable y jovial.
  • Purifica: a otro nivel. Estamos hablando de rostro y alma. Porque te hace soltar todo ese rencor acumulado que sientes por tu piel y, literalmente, limpia en profundidad, retirando todos esos residuos que obstruyen tus poros. Desde el primer momento en que lo apliques sentirás tu cutis y tu alma mucho más livianos, como si dejaras un pasado oscuro atrás para dar lugar a un nuevo capítulo en tu vida.
  • Mantiene la calma: porque sabe que es lo que más necesitas. Para tu suerte, este limpiador no es solo un limpiador. También tiene dotes curativos, que ayudan muchísimo a tratar la piel que sufre de acné, inflamaciones, comezón y otras afecciones con las que seguramente ya te hayas topado también. Sus propiedades naturales le permiten restaurar, hidratar y, sobre todo, equilibrar la estructura de la epidermis.

Lo que nos enamora

  • Limpia al mismo tiempo que hidrata, tonifica y regula la producción de grasa que se acumula en la odiada “zona T”. Hace un proceso de eliminación por partida doble: por un lado arrastra la suciedad y, por otro, facilita la apertura de los poros para así liberar su obstrucción.
  • Su efecto anti-inflamatorio y relajante. Descongestiona, refresca y proporciona una sensación de liberación tan grande como las frustraciones que te causa tu piel a diario. Además de limpiarte el cutis, se convertirá en tu mayor aliado en los días de máxima ofuscación.
  • Textura tipo gel, tan fácil de esparcir que no te quita más que unos segundos el aplicarlo por todo el cutis. No pesa, proporciona alivio y es tan suave como una caricia (algo que, aunque le tengas un poco de manía, no le irá mal a tu piel castigada).
  • Aroma delicado que te transporta hacia un mundo de posibilidades. Todas aquellas que crees que ya no existen cuando tienes la piel tan sensible, concretamente. Te descubre, de la manera más sutil, que tus esfuerzos han valido la pena y te mereces la piel que sueñas.

Los culpables de su encanto

  • Musgo orgánico de Islandia: la existencia de esta planta en esta composición es sumamente importante ya que, sin ella, este limpiador carecería de propiedades que ayudan a combatir la inflamación y a nutrir la estructura más superficial de la piel, también conocida como epidermis. Contribuye de manera activa en ese cuidado facial que, por tu tipo de cutis, no es tarea sencilla.
  • Extracto de manzanilla orgánica: qué rico ese té de manzanilla que te tomas cuando necesitas calmar tu cuerpo, ¿verdad?. Él si que sabe apaciguar, y no solo tu estómago, sino también tu piel irritada, bajando la inflamación y haciendo desaparecer cada molestia paulatinamente.
  • Ácido hialurónico: es indispensable en cualquier fórmula restauradora. Porque permite mantener el equilibrio y estructura de la epidermis, aún en los tiempos difíciles. Proporciona una hidratación mucho superior a la que tu piel – aunque no lo creas – no está nada acostumbrada, haciendo así que se estabilice la producción sebácea.
  • Complejo vitamínico: cuya labor reside en hidratar, suavizar y nutrir toda tu piel hasta dejarla saludable y radiante, como siempre la has querido sentir. Las vitaminas C, PP y B12, como puedes imaginar, te aportarán la nutrición necesaria y los antioxidantes para que tu cutis se mantenga protegido, con el tono unificado y la apariencia fresca.

¿Cómo usarlo?

Como el complemento que le dará el toque perfecto a tu rutina de cuidado facial.

Sabemos que le cogerás cariño de inmediato, sin embargo no debes exagerar al momento de aplicarlo. Coloca un poco del gel limpiador en tus manos y procede a repartir suavemente por todo el rostro – previamente humedecido -, durante 1 minuto, aproximadamente. Que si te pasas un poquitín de tiempo, porque te has inspirado haciéndote un masaje relajante tampoco no hay problema.

Luego aclara con abundante agua y listo.

Truco de la casa:

Con un cutis como el tuyo hay que tener mucho cuidado, y aunque seas muy consciente de ello, no está de más hacer hincapié en estos datos:

  1. No lo satures de producto, porque ya sabes que de hacerlo podrías causar el efecto contrario.
  2. Cuando masajees tu rostro, hazlo con movimientos circulares, ascendentes y sin presionar demasiado. Esto contribuye a la circulación sanguínea, favorece la absorción de nutrientes y ayuda a tonificar, evitando irritar las áreas más sensibles.

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)