Envío gratis a partir de 18 €

Mascarilla facial efecto lifting | Natura Estonica

Mascarilla facial efecto lifting | Natura Estonica

5/5

3,04

-20%

75 ml

Recupera la luminosidad
Reduce las líneas de expresión
Hidrata y unifica el tono
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

3,04

-20%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 3,04 2,92 2,83 2,74

Ahorra comprando para varios meses. 

Agotado

Enviarme una notificación cuando el producto vuelva a estar disponible.

Una mascarilla como esta que nos ayude a recuperar la luminosidad y la tersura de vez en cuando va bien. Y no pasa nada por reconocerlo.

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito

Descripción Mascarilla facial efecto lifting | Natura Estonica

Las operaciones estéticas no son lo tuyo. Simplemente, no te van.

A pesar de que los años pasen factura y no siempre te guste, entiendes que todo ello lo conlleva este mágico proceso llamado Vida. Eso y que no eres muy amiga de los quirófanos, aunque respetes a quien sí los ama.

No obstante, la aceptación es una carrera de fondo e incluso para quienes tienen el propósito firme de hacerlo no siempre es fácil. Un día es la falta de luminosidad, otro día es la pigmentación, otro día es la flacidez y al siguiente son todas juntas.

Y sí, forman parte de ti y por eso intentas quererlas. Pero tampoco pasa nada porque una mañana sientas que te gustaría retrasarlo todo un poco. O sencillamente, apaciguarlo. Minimizar un poquito esas líneas de expresión, verte un color algo más uniforme, apreciar ese brillito natural que no siempre está… en fin, todo lo que te aportaría esta mascarilla facial de efecto lifting con unas cuantas aplicaciones.

Lo que más nos gusta

  • Se hace notar: no solo por su envase de color pastel, que resulta irresistiblemente agradable y tierno, sino por el sello “Bio extracts & oils”, que es un fiel indicativo de que esta línea tiene un compromiso con el medio ambiente y la promoción de una vida más saludable. Gracias a su composición, de ingredientes naturales (en más de un 92%), tu cutis lucirá mucho más terso y luminoso.
  • Fiel cuidadora: te ayuda a resolver esas cositas que la piel de tu rostro ya no puede reparar por sí sola. La idea es que la piel esté deslumbrante e hidratada todo el tiempo, especialmente en esas zonas que tanto se resisten y a las que tus ojos no (siempre) pueden dejar de mirar.
  • Fusión rompedora: la de todos los principios activos que contiene para proporcionarle a tu piel un acabado sedoso, liso, hidratado terso y suave. ¿Tanto como cuando tenías quince años? Obviamente, no. Pero casi.

Lo que nos enamora

  • Retrasa el proceso de envejecimiento que hace que tu piel empiece a mostrar arrugas y líneas de expresión. Justo lo que necesitas para salir de ese estado de preocupación (muy bien llevado, por cierto) semi-constante. Una mascarilla capaz de ofrecerte suavidad, brillo y el maravilloso efecto lifting (ese que le da tersura a la piel, sí).
  • Su textura de yogur sumamente refrescante, tan fácil de aplicar y extender que no te quita más que unos segundos cubrir todo el cutis. Sus efectos son todo lo rápidos que podrías esperar y tan precisos que no echarás de menos determinados tratamientos: luminosidad, unificación del tono e hidratación por un tubo (literalmente).
  • Aroma cautivador, tan relajante y sutil como para olvidar por unos segundos que realmente es un tema que te preocupa. Deja que te invada y haga sus efectos mientras tú, sencillamente, te dedicas a otras cosas.

 Los culpables de su encanto

  • Extracto de ginseng orgánico: suele emplearse para tratar las pieles maduras, como reafirmante con efecto tensor. Y, en confinza, querida: por eso lo tienes aquí. Además de incrementar la producción de colágeno – algo indispensable para la piel, sea cuando sea -, es bueno protegiendo la epidermis de agentes externos, como los rayos UV.
  • Extracto de açai orgánico: extracto con efecto reparador de la piel y de lo que no es la piel. Cuando piensas que tu cutis ya está en su máximo esplendor, este ingrediente llega para refutar esa opinión y aprovechar todo el potencial que – todavía – estaba oculto. Aporta luminosidad, limpia y, al igual que el ginseng, ayuda a mantener los niveles óptimos de colágeno.
  • Extracto de rhodiola rosea orgánica: actúa como refuerzo en el proceso de restauración de la estructura cutánea. Proporciona un efecto relajante, totalmente anti-estrés, que libera de toda tensión innecesaria a tu piel. Vamos, que la protege y la sabe escuchar.
  • Vitaminas y aminoácidos: hidratan, suavizan y nutren toda tu epidermis, dejándola como te gustaría y sin miedo a prejuicios. Entre los componentes de este complejo, destacan el ácido hialurónico y las beneficiosas vitaminas A, E y C, todas ellas ricas en antioxidantes.

 ¿Cómo usarla?

Generosamente, porque tu piel se merece que la consientas.

Antes de nada, es importante que tu rostro esté bien limpio, porque así permitirás que una vez aplicada la mascarilla penetre bien en los poros y haga su trabajo como debe. Y para que no absorba ningún tipo de elemento que pueda perjudicarla (véase grasa o suciedad).

Extiéndela por todo el rostro seco, de manera uniforme y dando suaves masajes con las yemas de los dedos.

Déjala actuar de 10 a 15 minutos y aclara con abundante agua tibia o fría.

Truco de la casa:

Evita llegar muy cerca del contorno de los ojos, ya que esta zona es más delicada y requiere de un producto más específico, como la crema para contorno de ojos de ginseng y açai de la misma gama.

Y no le restes importancia al masaje: si quieres lograr un buen efecto, es importante que lo hagas con movimientos circulares, en dirección ascendente para contribuir a tonificar y sin presionar demasiado, lo justo y necesario para que tu piel absorba correctamente los nutrientes del producto.

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)