eSCOGE REGALO A PARTIR DE 29 €

GRATIS

EL REGALO DE LA SEMANA

Solo tienes que llegar a los 29 € de pedido y podrás escoger entre estas maravillas en el carrito. 

#PORTUCARABONITA

Envío gratis a partir de 9 €

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito
-15%
Lápiz dúo para cejas - Medium | Lily Lolo

Lily Lolo | Lápiz dúo para cejas - Medium

8,92

Capacidad: 1,5 gr

SKU: L4051

La depilación de cejas casera puede ser un baile de calvas que no quieres practicar. Pero con un poco de maña y este lápiz todo se puede arreglar.

Agotado

Enviarme una notificación cuando el producto vuelva a estar disponible.

Packs Ahorro

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 8,92 8,56 8,30 8,03

Ahorra comprando para varios meses. 

4 cuotas sin intereses de 2,23Clearpay

Contenidos relacionados

Descripción Lily Lolo | Lápiz dúo para cejas – Medium

tipo de producto: ,

Domingo soleado.

Te levantas y piensas: «qué precioso día para aprovechar y hacer lo que entre semana no puedo».

Como por ejemplo depilarte las cejas.

Perfecto. Has escogido un buen momento: sin prisas, sin presión, con el tiempo suficiente para detenerte y hacerlo tranquilamente.

Vaya, reuniendo todas las condiciones necesarias para que nada pueda salir mal.

Sin embargo… te vuelve a pasar lo mismo de siempre: vas quitando pelitos, pelitos, pelitos… y llega un momento en el que empiezas a encontrarte con pelos que te ponen entre dudas. Así que decides quitarlos igualmente.

Mala decisión. Y, en el fondo, sabes que la cosa acabará mal, pero tú sigues.

Total, que cuando decides parar, el desastre ya se ha creado por sí solo. Una ceja con una forma distinta a la otra, algún que otro parche que se ha quedado sin pelo… en fin, para qué seguir hablando. Ni mirarte al espejo quieres.

Ahora solo te quedan dos opciones para solucionarlo: esperar a que vuelva a crecer el pelo (y, probablemente, volver a hacer lo mismo) o arreglarlo tú misma maquillándolo.

Como la primera no es inmediata y, aunque lo fuese, ya sabemos cómo acabaría…. casi mejor que optes por la segunda y le des un poquito con este lápiz dúo para cejas. Eso sí, lo justo y necesario, vaya a ser que ahora te acabes irritando la piel entre borrar y rehacer líneas.

Lo que más nos gusta

  • A dos bandas: consta de dos lados que se usan en un paso a paso y se compenetran a la perfección. Con una punta, le das un toque de luz a la ceja que la ayuda a crear el punto de altura perfecto. Con el otro, rellenas y defines su forma y, de paso, recuperas – de forma ficticia – esos pelillos que te has llevado por delante con un acabado natural.
  • Te transforma: y no lo decimos solo porque consiga que tus cejas de aspecto… original adquieran una apariencia más convencional. También porque convierte lo difícil en fácil. Porque, reconozcámoslo, maquillar las cejas es algo que, de entrada, no sabemos ni por dónde cogerlo (más o menos, igual que depilarlas, a menos que seamos esteticistas). Con este 2 en 1 se transforma en algo tan sencillo que hasta nos da un aire de maquilladoras.
  • Te devuelve lo natural: más allá de la estética, te aporta cosas buenas a la piel. Porque nada de lo que hay en él es de origen animal (en efecto, es un producto vegano) y cuenta con ingredientes vegetales y minerales, ricos en nutrientes que, cuanto menos, te hidratarán la zona maquillada.

Lo que nos enamora

  • Su formulación. Ya te hemos contado que sus ingredientes no tienen nada de malo para ti, pero es que debes saber que contiene aceite de coco hidratante que, además de darle a tu piel un acabado sedoso, no reseca y hace que la textura del producto sea mucho más cremosa y, con ello, fácil de trabajar.
  • La definición y la pigmentación que proporciona. Una de las mayores ventajas que te da usar un lápiz para cejas es que, además de rellenar con suavidad todas las zonas despigmentadas y despobladas, te permite crear una nueva forma para ellas. Las posibilidades son infinitas, aunque todo dependerá de cómo quieras llevarlas, claro está. Lo que sí es seguro es que, lo hagas como lo hagas, obtendrás un resultado de una intensidad medible (ya que puedes difuminar su color con facilidad) y con el aspecto que tú decidas y no lo hagan las pinzas por ti.
  • La precisión y versatilidad con las que juega. ¿Que quieres hacer una ceja pelo a pelo? Hazlo. ¿Que quieres una ceja más compacta? Hazlo también. ¿Que quieres una ceja ligeramente rellenada? Para adelante. Tan solo es cuestión de trabajar el producto como mejor te convenga.

Los culpables de su encanto

  • Aceite de coco: gracias a su gran cantidad de aceites grasos de tipo omega, es un gran refuerzo para la barrera protectora de la piel. Contribuye a mantener los poros libres de suciedad y, por supuesto, hidrata en profundidad.
  • Cera de carnauba: lo mejor que tiene este ingrediente, sin duda, es su propiedad protectora. Contribuye enormemente a evitar que la piel se reseque como consecuencia de la acción de los radicales libres y los agentes ambientales.
  • Cera candelilla: es otro ingrediente hidratante que, además, asegura que el resto de componentes estén bien integrados entre sí. Propicia una sensación agradable en la ceja y permite que el resultado no sea pegajoso ni acartonado.

¿Cómo usarlo?

Por muy difícil que te pueda parecer algo, con una buena pauta y un poco de práctica, todo se consigue.

Así que allá vamos:

  1. Asegúrate de tener tus cejas limpias y secas antes de empezar. Con el mismo lápiz, mide la longitud que deberá ocupar toda tu ceja. ¿Cómo se hace? Fácil: colócalo en posición vertical justo donde acaban las aletas de la nariz. Ahí es donde debe iniciar tu ceja (lo que se conoce como base). Ahora, desde la posición en la que estás, muévelo en diagonal hasta el final del ojo. Déjalo quieto justo donde se cruza con el rabillo y allí encontrarás el final de tu ceja. Haz una marca en cada uno de estos puntos con el lado que contiene el pigmento oscuro.
  2. Haciendo trazos verticales (un poquito ladeados, en el sentido del pelo) de abajo hacia arriba, ve rellenando la ceja de inicio a fin allá donde te haga falta, imitando el propio pelo de la ceja. Si quieres más intensidad, tan solo tienes que hacer más líneas (que no hacer menos pero más gruesas, porque en ese caso obtendrás un resultado muy artificial).
  3. Con la punta opuesta a la que estabas usando (es decir, la más clara), marca ligeramente una línea muy finita justo debajo de la ceja, pegada a todo su contorno, y difumínala un poco con el dedo dando toques en sentido descendente. De esta manera conseguirás realzar más la forma que le acabas de dar y arquearla más visualmente.

Truco de la casa:

Cuando todavía no tengas mucho por la mano la forma de la ceja, puedes hacerte una línea muy fina y suave justo en la parte inferior y otra en la parte superior, marcando el contorno y delimitando así los bordes para que sepas por dónde dibujar los pelos. Después tan solo será cuestión de difuminarla un poco o, en el mejor de los casos, quizá ni siquiera te hace falta tocarla.

GRATIS

EL REGALO DE LA SEMANA

Solo tienes que llegar a los 29 € de pedido y podrás escoger entre estas maravillas en el carrito. 

#PORTUCARABONITA

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)