Envío gratis a partir de 15 €

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito
-15%

Pasta de dientes Noche Polar | Natura Siberica

3,82

Capacidad: 100 gr

SKU: 25505

Si no quieres, no sonrías en las fotos. Pero al menos que no sea porque tu boca te come la autoestima. Usa esta pasta y enséñale los dientes.

Packs Ahorro

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 3,82 3,67 3,55 3,44

Ahorra comprando para varios meses. 

Clearpay disponible para importes entre 4,00 - 800,00 Más info

Contenidos relacionados

Descripción Pasta de dientes Noche Polar | Natura Siberica

No nos lo digas. Eres de las que nunca sonríe.

De esas personas que siempre salen serias en la foto o con una sonrisa que parece un poco bastante muy forzada. Porque en el fondo quieres sonreír pero no te atreves.

Pero vamos a ver, ¿qué tontería es esa? No… no puede ser posible. ¿Que lo haces por los dientes? Porque no soportas que se vea que no los tienes blancos.

¿Y entonces cómo pretendes que te encuentren en la foto? Claro, os hacéis una en grupo y nunca se sabe dónde estás tú.

Deja de amargarte. Deja de pensar que para tener un esmalte deslumbrante hace falta pasar por la clínica y desembolsar un dineral. Que lo único que tienes que soltar aquí son los complejos. Acompáñalo de buenos hábitos y una higiene diaria con esta pasta de dientes negra y verás como en adelante te ubicarán en las instantáneas hasta sin saber que eres tú.

Lo que más nos gusta

  • Naturaleza por un tubo: literalmente. Porque la composición de todos los dentífricos de Natura Siberica está basada en ingredientes que provienen de la fría y virgen Siberia.
  • Con confianza: la que sientes cuando los usas y la que te da saber que todas sus formulaciones tienen certificación orgánica. O lo que vendría siendo lo mismo, están creadas con materias primas de producción sostenible.
  • Tiene alma benéfica: y es que la parte más importante de su producción reside en la recolección silvestre. Es llevada a cabo por tribus siberianas que conocen todas y cada una de las hierbas que participan de su potencial. Cuando consumes estas pastas de dientes, estás ayudando a una familia indígena a mantener una vida digna.

Lo que nos enamora

  • Efecto blanqueante, gracias al complejo natural, que aparece en los dientes a los pocos días de uso. Te ayuda a reconvertir, en tiempo flash, tu sonrisa forzada en una sonrisa espontánea y resplandeciente.
  • Contribuye a conseguir un esmalte más fuerte, con un color natural y más brillante. Contiene componentes que le proporcionan protección frente a las bacterias y consiguen una dentadura más sana y con aspecto cuidado.
  • Textura en gel que no irrita ni da grima al aplicarla. Que no te asuste su color oscuro, es el complemento perfecto para unos dientes blancos. ¿O es que acaso conoces dos colores que combinen mejor?
  • Aroma y sabor refrescantes. Con un punto mentolado que despeja cualquier mal gusto y deja una sensación de limpieza y frescor en la boca incomparables. Es un soplo de aire fresco.

Los culpables de su encanto

  • Complejo Blanqueador Natural: como su propio nombre indica, es el responsable de conseguir el efecto blanqueante. Aclara ligeramente el color natural del esmalte de los dientes y los ayuda a recuperar la blancura natural que les pertenece.
  • Sal marina: se dice del agua del mar que es ideal para curar las heridas. ¿Te has preguntado por qué? Aquí tienes la respuesta: tiene capacidad para inhibir la acción de las bacterias y evitar su proliferación, ya que tiene efecto antiséptico. Esto da como consecuencia un esmalte reforzado y mejor cuidado.
  • Hierbas siberianas de recolección silvestre: además de formar parte del núcleo natural de su composición, contribuyen a generar la sensación refrescante y reconfortante. Son el imprescindible para un cuidado bucal digno de inmortalizar.

¿Cómo usarla?

Como cualquier otra pasta de dientes. El hecho de ser natural y brindarte unos efectos fantásticos no implica ninguna dificultad a la hora de incorporarla en tu día a día.

Aplica una pequeña cantidad sobre el cepillo de dientes (ya sea eléctrico o manual). No le añadas agua. Al contrario de lo que se suele creer, no es necesario emulsionarla para que sea efectiva. De hecho, más bien se produce el efecto contrario y, además, te deja la boca que parece un surtidor de espuma.

El resto ya sabes cómo va, ¿no? Cepilla los dientes con movimientos que van de la encía hasta el diente y sin arrastrarlo de arriba abajo (así solo consigues mover la suciedad) y trata de dedicar, al menos, cinco segundos por diente. Después, enjuaga con agua tibia y listo.

Damos por hecho que no lo harás, pero procura no ingerir la pasta de dientes. Por muy rica que esté, no debe formar parte del postre – en efecto, es el punto final ideal para cada comida y sería fantástico que lo hagas al terminar cada una de las que haces -.

Truco de la casa:

Para que no se produzca el efecto contrario al que estás buscando, es importante que tu cepillo de dientes esté guardado a buen recaudo. Intenta mantenerlo en un lugar lejos de la humedad, tapado y apartado de los microorganismos que podrían aposentarse en él. Por ejemplo, si lo tienes en el baño, asegúrate de que no esté expuesto al aire ambiente. En caso de que no puedas evitarlo, límpialo siempre antes de usarlo y te librarás ensuciarte los dientes en lugar de blanquearlos.

Categorias

GRATIS

EL REGALO DE LA SEMANA

Solo tienes que llegar a los 29 € de pedido y podrás escoger entre estas maravillas en el carrito. 

#PORTUCARABONITA

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)