Envío gratis a partir de 5 €

Corrector de color compacto - Lemon Drop | Lily Lolo

14,90

Corrector de color compacto - Lemon Drop | Lily Lolo

Corrector de color compacto - Lemon Drop | Lily Lolo

5/5

14,90

Alerta roja: hay un volcán en erupción. ¡Se ha activado inesperadamente! Que no cunda el pánico. Apagadlo con este corrector urgentemente.

Envío 24 - 48 horas península

Envío gratis a partir de 5 €

Devolución 14 días

pago seguro cifrado ssl con:

formas pago
¿Necesitas ayuda?

¿Necesitas ayuda o consejo?

Hola amor, si necesitas ayuda, tu pregúntanos, que para eso estamos. Puedes llamar al 919 041 944 de lunes a viernes de 10 a 18 horas o enviarnos un whatsapp al 617 382 015.

Si en estos momentos no estamos operativas, puedes dejarnos tú consulta e indicarnos como prefieres que contactemos contigo. En cuanto lo veamos te contestaremos. :) 

¿Quieres un regalito?

El Regalito de la semana

Hola Bombón, esta semanita tenemos unos regalitos especiales para tí. Puedes escoger entre estos 2, eso si, nos tienes que hacer un pedido de 30 €.

Si te apetece alguno, solo lo tienes que seleccionarlo cuando llegues al carrito y te lo llevas por tu cara bonita. 

Financiación hasta en 12 meses

simulador

Descripción Corrector de color compacto – Lemon Drop | Lily Lolo

La Ley de Murphy no falla.

Reserva un viaje. Cítate con alguien. Desea mucho salir de copas con tus amigas. Pide una sesión de fotos. Organiza una boda.

Atrévete a hacerlo, que aparecerá justo el día antes.

Ese grano tan inoportuno como inesperado. En el momento justo para decirte: «Hey, no estás sola amiga. Yo te apoyaré en todo lo que hagas». Aunque tú no quieras. Aunque a ti te moleste más que ninguna otra cosa. Eso no importa. Porque él viene a ti cuando él lo considera. Y punto. Acudirá a ti de repente, para que no tengas tiempo de reaccionar, y lo hará con tanta energía que no podrás oponer resistencia.

Porque, hagas lo que hagas, seguirá creciendo. Volviéndose más rojo, intensificando su presencia. Haciendo que su paso por tu cara no sea en vano. Y dará igual que le reces a todos los dioses del universo, porque ninguno podrá ayudarte.

Es la tiranía del grano espontáneo. Pero aquí ya sabes que estamos para rebelarnos contra todo lo que podamos. Y eso incluye los granos demoníacos.

Por eso venimos a decirte que hay esperanza, que hay un corrector de color compacto que no, no hará que el grano desaparezca como si nada (lamentablemente seguirá existiendo). Pero te ayudará a convivir con él y a desmontar su propósito, porque lo tapará con tal eficacia que será como si no hubiese existido nunca.

Lo que más nos gusta

  • Libre de complejos: así es como vas a notar tu piel. Porque además de no sentir la presencia del grano y otros compañeros de su calaña, tampoco verás el rastro de los tóxicos, ya que no los hay. Con una composición natural, con ingredientes minerales y 100% apta para personas veganas.
  • Listo para urgencias: tiene carácter itinerante, lo cual significa que va a estar ahí siempre que lo necesites. No solo para maquillarte antes de salir de casa. También para ayudarte a resolver una situación inesperada lejos de tu baño porque, gracias a su formato compacto con espejo, puedes usarlo en cualquier momento y en cualquier lugar. Basta con meterlo en el bolso.
  • Tiene una misión: y no es solo la de ocultar las imperfecciones que te amargan la existencia de vez en cuando. También la de ayudar a tu piel a recuperarse de las secuelas que provocan, porque contiene propiedades que contribuyen a reducir la irritación y mejorar la oxigenación.

Lo que nos enamora

  • Su condición servicial. El pigmento verde Pistachio te ayudará a neutralizar el enrojecimiento, ya sea en forma de granos puntuales o de acné. Y el pigmento amarillo Lemon Drop hará que tus ojos recuperen su protagonismo, pero no por las ojeras precisamente, porque las reducirá visiblemente, así como lo hará con las manchas.
  • Su fórmula. Está hecha con minerales y aceites esenciales – entre ellos el de semilla de jojoba, con propiedades antibacterianas -, que es suave con la piel y no solo no la daña, sino que además la ayuda a recuperarse de las desgracias provocadas en ella por otros factores.
  • Su cobertura. Ya no es porque consiga ocultar con facilidad las imperfecciones, es porque, además, se integra con la piel de una manera que lo hace indetectable. Combínalo con el uso de tu base habitual y el resultado será espectacular.
  • Su delicadeza. Además de todo lo que ya sabes, está especialmente indicado para pieles que sufren rosácea y acné. ¿Dónde has visto algo así? No nos gusta decirlo tan claramente, pero es que no se puede negar que es único en su especie.

Los culpables de su encanto

  • Mica: este es un ingrediente que no solo beneficia el uso del corrector, sino que también le da un aporte de interés. Y es que, con su acción, impide que los poros se taponen, contribuyendo así a evitar la aparición de futuras imperfecciones. Además, le da un brillo natural a la cara y favorece que, incluso después de retirar el corrector, mantenga una apariencia saludable.
  • Aceite de semilla de jojoba: su principal característica es que humecta la piel e incide en ella sin gran esfuerzo. Tiene propiedades antioxidantes que neutralizan los radicales libres con gran efectividad. Además, previene las arrugas y otros signos de envejecimiento prematuro. Vamos, que está perfectamente capacitado para combatir los sustos de última hora.

¿Cómo usarlo?

Facilísimo. Te lo contamos:

  1. Con un pincel para correctores o bien una esponja, toma una pequeña cantidad de producto girando la herramienta y después repártelo sobre la mano para eliminar el exceso y poder aprovecharlo más tarde.
  2. Aplica la mayor cantidad de producto en las zonas donde requieren de mayor cobertura a base de toques. Si arrastras el producto, crearás una línea que en lugar de ocultar, simplemente acompañará la forma de la imperfección (sobre todo en el caso de los granos). Luego aprovecha el producto restante para las partes que menor visibilidad tienen. Si quieres más cobertura, añade otra capa más y lista.

Truco de la casa:

Para saber usar bien un producto, debes conocer cómo funciona. Por eso te lo contamos rápidamente:

  • Los correctores de color son neutralizadores. ¿Qué significa eso? Que complementan al tono de la imperfección que estás intentando ocultar. Por ejemplo: si es una rojez, deberás cubrirla con el tono verde. Si es una ojera morada, con el tono amarillo. Para saber cuál te conviene, tan solo debes tener en mente el círculo cromático. Mira el color de tu imperfección y busca el que está justo al lado opuesto en el círculo: ese será el que lo bloquee.
  • Nunca coloques un corrector de color por encima de la base. Su función es hacer que la piel adquiera un tono lo más natural posible, y si lo colocas sobre una base lo que hace es justamente lo contrario: desequilibrarlo. Por eso, siempre deberás ponerlo directamente encima de la imperfección. Y después, el resto. Así lograrás una piel de aspecto fresco y saludable.

Composición Corrector de color compacto - Lemon Drop | Lily Lolo

Mica, Zinc Oxide, Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil, Tocopherol, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil, [+/- CI 77891 (Titanium Dioxide), CI 77007 (Ultramarines), CI 77492 (Iron Oxide)].

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)