Envío gratis a partir de 18 €

Jabón negro nórdico detox | Natura Siberica

Jabón negro nórdico detox | Natura Siberica

5/5

14,36

-15%

120 ml

Absorbe impurezas y suciedad
Activa la regeneración celular
Hidrata, tonifica y protege
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

14,36

-15%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 14,36 13,79 13,35 12,92

Ahorra comprando para varios meses. 

4 cuotas sin intereses de 3,59Clearpay

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito
Reproducir vídeo

Descripción Jabón negro nórdico detox | Natura Siberica

¿Conoces lo que dice el horóscopo chino sobre las personas?

Que cada una pertenece a un elemento. Agua, tierra, aire, fuego. Y mira por dónde que, sin conocerte, te vamos a decir cuál eres tú.

Porque estamos seguros de que eres una persona perseverante, ya que nunca desistes en tu objetivo de erradicar el acné.

O que tienes las ideas claras y trabajas para ello, porque sabes que no quieres que la grasa domine tu piel.

O que siempre te mantienes activa, especialmente con las manualidades: las manos son tu principal herramienta para luchar contra los poros y los puntos negros. Friega que te friega con exfoliantes y mascarillas arriba y abajo.

Y, por si todo eso es poco… tu cutis es un tanto arenoso.

¿A que te hemos descrito a la perfección? Pues ahora ya sabes que eres una persona de elemento tierra.

¿Y ahora qué? Pues ahora toca ayudarte con tu cometido y quitarte de en medio todo aquello que tú, con tanto ímpetu, estás buscando apartar de ti: la arenilla de la piel (véase granos, poros, tacto rugoso y otras tantas perlitas que desprecias).

¿Cómo? Con este jabón negro nórdico con efecto detox. Para que de tierra te quede solo lo de ser una persona exitosa.

Lo que más nos gusta

  • Fiel a sus orígenes: una colección que reúne lo mejor de cada casa. Sus composiciones están hechas a partir de la fusión de recetas nórdicas procedentes de los pueblos Nenec, Selkupy y Khanty. Ellos las usaban para crear infusiones medicinales y elixires y Natura Siberica las ha recogido para llevar sus mágicas propiedades a tu piel, bajo el nombre de Northern Collection.
  • Con las ideas claras: y la piel radiante. Una línea creada única y especialmente para la limpieza de tu piel. Sea del tipo que sea, aquí hay un lugar y una poción mágica (o más) para ella. Con esta línea descubrirás que no hacen falta trucos para tener un cutis sano, sino recetas que funcionen.
  • Siberiano de pura cepa: tanto es así que todas y cada una de las hierbas y bayas que contiene son procedentes de la naturaleza siberiana. Únicas en su especie e inimitables, razón por la que no hay otra colección igual a esta. Un conjunto de combinaciones lleno de belleza nórdica, y no solo por sus componentes, sino por el encanto con el que se trabajan.

Lo que nos enamora

  • El nivel de profundidad con el que limpia la piel. Un jabón que no parece jabón, no hay otro igual: hecho de carbón activado y, por supuesto, extractos y aceites de hierbas y bayas silvestres. Con acción detoxificante, absorbe las impurezas y la suciedad de la piel hasta dejarla prácticamente virgen sin afectar a su protección natural.
  • Textura en mousse increíblemente suave, esponjosa y muy fácil de trabajar. Se deshace rápidamente al contactar con la piel y se adhiere a ella para abstraerle todas las toxinas. Gracias a la mágica receta de ingredientes, estimula la regeneración de la piel y proporciona hidratación, dejando la piel restaurada, suavizada, tonificada, con un color uniforme y, por supuesto, protegida.
  • Aroma propio de un salón welness. Con el peculiar toque del carbón pero amenizado por todas las esencias que contiene. Si la limpieza tiene alguna fragancia, ten seguro que será esta.

Los culpables de su encanto

  • Aceite de oblepikha: qué no tendrá este aceite. Nos fascina porque tiene la capacidad de tonificar la piel, suavizarla, nutrirla en profundidad y mejorar su elasticidad. Ya solo con este ingrediente te apañarías, ¿verdad? Pues sigue, sigue, que hay mucho más.
  • Extracto de schisandra oriental: es la defensora del pueblo. O, más bien dicho, la defensora de la piel. Esto es debido a que crea una capa protectora sobre ella que evita que los radicales libres puedan provocarle cualquier daño.
  • Aceite de cedro siberiano: es rico en vitaminas E y P. A efectos prácticos, esto significa que contribuye a reforzar e hidratar la piel, a la vez que regula la renovación celular. Vaya, que propicia que se sienta mucho más elástica, firme y fuerte.
  • Aceite de semillas de lino: lo mejor que posee este aceite son sus capacidades antiinflamatorias y antisépticas. Y no cabe duda de que para una piel como la tuya son imprescindibles. Evita que aparezcan las erupciones y otros tipos de imperfecciones que al final siempre acaban siendo difíciles de controlar.
  • Extracto de abedul enano: que no te engañe su nombre, que de enano solo tiene el nombre. Hidrata la piel, impulsa su regeneración celular y restaura tanto su color natural como la elasticidad. El resultado, obviamente, no es otro que una piel suave y flexible.
  • Extracto de mora de los pantanos: qué no tiene este extracto. Contiene vitamina C y ácidos omeha 3 y 6. Esto hace que posea unas propiedades antioxidantes que, para empezar, evitan que la piel se deteriore con facilidad. Además de contribuir a su restauración, haciendo que se sienta mucho más sana.
  • Extracto de arándano: es un acelerador de los procesos metabólicos de las células de la piel. Esto significa que, así como ocurre con otros ingredientes, contribuye a su regeneración y además favorece que sea más rápida. Además de mejorar su tono y proporcionarle mayor elasticidad.
  • Aceite de pepitas de frambuesa de Sakhalin: a parte del punto especial que le da al aroma del jabón, tiene propiedades antibacterianas. Vaya, que por si el nombre no lo deja claro, ya lo hacemos nosotros: protege tu piel del ataque de las bacterias.

¿Cómo usarlo?

En dos pasos muy sencillos:

  1. Coge la esponja que hay dentro de la caja y humedécela (ya ves que no mentimos).
  2. Toma una pequeña cantidad de jabón con la esponja y extiéndela sobre la piel. Masajea que te masajea y evita el contorno de los ojos, vaya a ser que tengamos un disgusto.

Lo que queda después de esto ya te lo sabes: aclara con agua tibia y seca bien.

Eso sí, aunque sea adictivo no lo hagas más de dos veces por semana… la limpieza intensiva se llama así por algo. Y no es solo porque funcione genial (tú ya nos entiendes).

Truco de la casa:

Más que truco, vamos a llamarlo consejo. Y van a ser varios:

  1. El mejor momento para hacer esto siempre es la noche. Aunque, independientemente del que escojas, aplica siempre tónico, sérum o crema hidratante al terminar (o los tres).
  2. Limpia bien la esponja después de cada uso y déjala secar al aire. Si la encierras estando húmeda, puede que coja hongos y adiós esponja.
  3. Dale tiempo al momento del masaje. Es importante para ayudar a la piel a expulsar todo aquello que no le va bien. Eso sí, no te eches media hora con él porque entonces lo que conseguirás será todo lo contrario.

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)