Envío gratis a partir de 15 €

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito
-15%

Crema corporal reafirmante Flores heladas | Natura Siberica

9,26

Capacidad: 200 ml

SKU: 25115

Sacar tu lado más animal está súper bien. Pero no a través de la piel, hija. Usa esta crema y evita acabar subiéndote por las paredes (literalmente).

Packs Ahorro

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 9,26 8,89 8,61 8,33

Ahorra comprando para varios meses. 

4 cuotas sin intereses de 2,32Clearpay

Contenidos relacionados

Descripción Crema corporal reafirmante Flores heladas | Natura Siberica

¿Conoces La Metamorfosis? Es un libro de Franz Kafka muy interesante. No te vamos a hacer ningún spoiler, pero te diremos que cuenta la historia de un señor que de repente se convierte en insecto.

¿Ves por dónde vamos? ¿No? Ya, vale.

Es que a nosotros, de vez en cuando, nos pasa un poco lo mismo. Seguro que a ti también.

Que de repente te levantas un día siendo una lagarta.

No te arrastras por el suelo, pero te notas mucha escama suelta, como que te tira la piel, que casi parece que la estés mudando. Vamos, que solo te falta cambiar de color.

Y hay que reconocer que, en esos momentos, se vuelve todo un poco más incómodo. De repente, hacer cualquier acción cotidiana es menos llevadera de lo habitual. Que no es que te venga de nuevo, porque ya sabes lo que es vivir con la piel seca, pero cuando estás en ese extremo te sientes como el protagonista del libro.

Un poco frustrada.

Y nosotros, que somos muy de compartir, queremos rebelarte cuál es nuestro remedio para estos momentos de crisis existencial: la crema corporal reafirmante Flores Heladas. Si es que todo queda en casa. Naturaleza por todas partes, hasta en tu piel.

Solo que ahora cambiarás las escamas por pétalos.

Lo que más nos gusta

  • Excepcional: como tú. Creada con ingredientes únicos y especiales cuyas propiedades son usadas de forma muy específica. Porque qué tiene una colección si no existe en ella algo que la haga interesante. En este caso, cada uno de los productos que la compone está basado en un elemento principal cuyo potencial es la esencia de su acción. Caviar de Rusia, Cedro Blanco, Rosa Ártica, Abedul de Plata… auténticas joyas de la naturaleza.
  • De belleza nórdica: esa que tanto nos gusta. Delicada, femenina, sencilla, con un punto de majestuosidad. Esa es la inspiración que rodea esta colección, que fue diseñada originalmente pensando en el corazón de Dinamarca: Copenhagen. Una línea que emula la hermosura de este país y los preciosos parajes que hay en él.
  • Con elegancia natural: como la que puedes encontrar en ti por mucho que pasen los años. Porque está creada con algas de las Islas Faroe y plantas y bayas siberianas de origen silvestre. ¿Dónde encontrarás más pureza? Pues quizás lo hagas en tu interior después de ver que, con esta colección a tu lado y, con lo que tú quieras, hay belleza en cada parte de tu ser. Qué profundo nos ha quedado eso, ¿verdad?

Lo que nos enamora

  • El efecto renovador que tiene sobre la piel. Esto sí es como una muda, pero de las buenas. Porque, gracias a los ingredientes que contiene, ayuda a acelerar la regeneración cutánea y, con ello, ralentizar el proceso de envejecimiento. Además de devolverle la elasticidad al cutis aportándole hidratación, suavidad y tonificación.
  • Textura cremosa muy ligera, muy suave y fácil de aplicar. De absorción rápida y muy confortable con la piel. A diferencia de la sensación rugosa que da la sequedad, proporciona un efecto calmante que deja un tacto sedoso y aterciopelado. Además, su efecto no se limita solo al momento de usarla, sino que permanece, ya que crea una capa protectora que evita los daños provocados por los radicales libres y asegura una permanencia de la humectación, la retención de los nutrientes y la flexibilidad.
  • Aroma muy dulce y embriagador. Es la excusa perfecta para no querer dejar de usarla y evitar convertirte en un reptil definitivamente.

Los culpables de su encanto

  • Extracto de angélica: además de tener un nombre muy celestial, sus componentes van de la mano con él. Porque contiene aceites esenciales, vitaminas y taninos, gracias a los que lleva a cabo un efecto antiinflamatorio que mantiene tu piel en armonía.
  • Extracto de juliana: es la culpable del aroma adictivo que tiene la crema. Pero, además, contiene saponinas, aceites esenciales y flavonoides que hidratan y suavizan la piel, dejándola tersa (que no tiesa), sedosa y aterciopelada. Vamos, que pasas de ser Miss Lizard a Miss Universo.
  • Conjunto de vitaminas: concretamente, B5 y C. La primera aporta nutrición e intensifica el proceso de regeneración celular. Eso da lugar a un aumento del colágeno y, en consecuencia, un incremento de la elasticidad. La segunda es la responsable de tonificar y mantenerla protegida.
  • Polisacárido natural: es un refuerzo escondido dentro de la fórmula de la crema. Y esto lo decimos porque contribuye a mantener la piel hidratada por más tiempo, de forma natural, mientras estimula la síntesis de colágeno. Así, como quien no quiere la cosa, consigue aumentar la elasticidad que ya viene dada por otros ingredientes.
  • Complejo de saponinas, taninos y fitoncidas: todas ellas son las que se ubican en las hierbas silvestres de las que te hablábamos. Calman la piel, reducen la irritación (ya sea la que surge sola o la que te haces tú a base de rascarte) y le aportan un tacto suave.
  • Extracto de algas de las Islas Faroe: además de las vitaminas que has leído un poco más arriba, en este extracto también las hay. Y fíjate bien, que no son pocas: A, B1, B2, B6, B12, C y E. Además, contienen microelementos y yodo, pero lo más importante que debes saber es que todos ellos, juntos, hacen que tu piel esté más tersa y suave, porque la hidratan y la nutren en profundidad, consiguiendo recuperar su equilibrio hídrico.

¿Cómo usarla?

Como una herramienta para evitar desgracias – véase piel de serpiente -. Aunque, como ves, también es útil como paliativo.

Asegúrate de tener la piel limpia y seca (por ejemplo, después de ducharte es un buen momento para ponértela), y entonces aplica la cantidad que tu piel necesite – es posible que al principio sea más de la que crees – haciendo suaves movimientos circulares. Comúnmente conocidos como masajes, vaya. Y simplemente espera a que la absorba. Prometemos que no será mucho tiempo.

Truco de la casa:

En una piel en la que lo que buscamos es firmeza, es tan importante el movimiento que ejerces en ella como el producto que le aplicas. Por eso, lo mejor que puedes hacer es darle al masaje el tiempo que se merece para estimular la circulación de la sangre. Eso favorece la producción de colágeno y, en consecuencia, el aumento de la elasticidad.

¿Quieres más? Calienta un poco la crema con las manos antes de aplicarla. El hecho de tener una temperatura similar a la de la piel en el momento de extenderla ayudará a que tu cuerpo absorba mejor los nutrientes. Palabrita.

Esta crema forma parte de la colección NS Copenhagen. Mete el hocico en ella y no lo saques hasta que te sientas como una divinidad nórdica. No te engañes, conseguirlo es tan sencillo como ir probando cada uno de sus productos.

Categorias

GRATIS

EL REGALO DE LA SEMANA

Solo tienes que llegar a los 29 € de pedido y podrás escoger entre estas maravillas en el carrito. 

#PORTUCARABONITA

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)