eSCOGE REGALO A PARTIR DE 29 €

GRATIS

EL REGALO DE LA SEMANA

Solo tienes que llegar a los 29 € de pedido y podrás escoger entre estas maravillas en el carrito. 

#PORTUCARABONITA

Envío gratis a partir de 9 €

Los puntos negros: cómo eliminar al enemigo público número uno

Los puntos negros: cómo eliminar al enemigo público número uno

Los puntos negros: cómo eliminar al enemigo público número uno

Queridos puntos negros, sorry pero no ha sido ningún placer. Estábamos deseando que llegase este momento y lo vamos a disfrutar a lo grande.

Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Índice del artículo

Estimados Puntos Negros,

Esto no es un tema personal, pero de queridos no tenéis nada.

Tenemos que ser sinceros: sois uno de los problemas más comunes y más difíciles de quitar de forma definitiva. No queremos herir vuestros sentimientos, pero debéis entender que queremos un cutis limpio, suave y sin imperfecciones. O, por lo menos, con la menor cantidad posible de ellas. Y vosotros estáis en ese saco.

Queremos sentirnos bien, radiantes, y con vosotros nuestra piel se ve sucia y sin luz.

Queridos puntos negros, no os lo toméis como un ataque, pero aquí no hay escala de grises. Esto tiene que ser blanco, sí o sí.

Sabemos que no nos olvidaréis, pero nosotros a vosotros, sí.

Los puntos negros, ese enemigo al que hay que conocer

Para erradicar cualquier problema hay una cosa clara: es obligado saber de dónde viene. Por eso, entender bien cómo y por qué se producen los puntos negros es fundamental para acabar con ellos para siempre. A veces forman parte de una zona localizada y otras veces se reparten por todo el rostro por culpa de una mala rutina facial, especialmente en los casos de piel grasa.

Los puntos negros o espinillas (también llamados acné comedónico o comedón) suelen aparecer durante la adolescencia y luego nos acompañan durante toda la madurez. ¡Que levante la mano quien se ha librado de ellos! Uy, ni una manita. Ya, bueno, tampoco es de extrañar. ¿La razón? Es sencilla: los puntos negros son granitos que se crean por el exceso de grasa en la piel y, como están abiertos, se taponan. Cuando estos poros están taponados, la grasa natural del cutis no puede fluir hasta la superficie y se oxida cuando entra en contacto con el aire, dando lugar a ese característico color que los define.

Los poros suelen aparecer alrededor de la nariz, ya que es una zona bastante grasa, pero también aparecen en la frente y en el mentón.

La aplicación de cualquier producto de cosmética o maquillaje inadecuado suele empeorar su estado, ya que lo ensucia más. Es por so que es importante eliminarlos antes de aplicar cualquier tratamiento de hidratación o maquillaje.

Trucos para prevenir y decir adiós a los puntos negros

1. Limpia que limpiarás y los puntos negros evitarás

Aquí no hay discusión posible: es imprescindible limpiarse el rostro, tanto por las mañanas como por las noches. Hay muchos tipos de formatos para hacerlo y procedimientos distintos según el momento, por eso es básico conocer las necesidades de tu piel, en conjunto, para aplicar el más adecuado. Si no lo tienes claro, nosotros te ayudamos a disipar las dudas.

Hay que destacar, por cierto, que este es un hábito de debería tener cualquier persona, incluidos los hombres, que los productos de afeitado y limpieza masculina no existen por casualidad. Lo hacen porque su piel también requiere de una limpieza profunda y, en casos como el de esta arcilla, es tan fácil de llevarla a cabo como afeitarse.

2. Hidrata que hidratarás, para dejar el cutis como nunca jamás

La hidratación es el must do de tu rutina facial (sí, aunque tengas la piel grasa), ya que contribuye a mantener un equilibrio y una buena salud del cutis. Pero ojo, no debes utilizar cualquier crema, es importante emplear una que hidrate pero que también tenga un efecto purificante y antioxidante, como por ejemplo el cremigel facial equilibrante o la crema facial nocturna equilibrante de Natura Siberica. Ambas son de textura muy ligera, rápidas de absorber y con un efecto matificante que deja la piel suave e hidratada.

Si, además de grasa, tienes la piel madura, hay más cuestiones que abordar. Y para ello la crema reguladora para piel grasa y mixta de D’Alchémy es ideal. ¿Por qué una como ella? Pues porque tiene doble acción:

  • Micro-proceso de exfoliación que elimina las células muertas de la piel a través de la estimulación de su regeneración natural. Deja una tez más suave y ayuda a retirar el exceso de grasa, haciendo así que se cierren los poros abiertos.
  • Hidratación y relleno de las líneas de expresión.

Ahora pensarás que con esto ya estás cubierta, pero no. Para que tu piel absorba todos los nutrientes necesarios, cualquier hidratante debería ir acompañada de un tónico o bien de un sérum. Verás que además de proporcionarte unos efectos súper beneficiosos para la piel, potencia los efectos de las cremas y te ayuda a conseguir mejores resultados.

3. Libera que liberarás, con un exfoliante eficaz 

El origen de los puntos negros se debe a la acumulación de sebo y de células muertas que obstruyen los poros. Por lo tanto, lo más lógico es llevar a cabo procesos que te ayuden a extraer toda esa acumulación de suciedad y contribuyan a activar la regeneración de la piel. ¿Cómo? Con una limpieza profunda, tan profunda como una exfoliación. Puede ser como más te guste, puesto que hay muchos tipos de exfoliantes y, a menos que sufras un acné severo, prácticamente no hay restricciones en su aplicación.

Ahora bien, si tu piel no está acostumbrada a ellos, casi mejor que empieces cono uno suave como este peeling facial de Natura Siberica. Es una opción óptima para quitar todas las impurezas y retirar todas las toxinas de tu rostro de manera delicada.

4. Suda que sudarás, con una sauna facial 

Hazte esta pregunta: si al cuerpo le va bien someterse a una sauna, ¿por qué no iba a ser igual con la piel del rostro? Pues eso. Es una manera muy efectiva de eliminar los puntos negros, ya que permite abrir los poros y favorece la eliminación de la grasa oxidada que los obstruye.

¿Cómo se hace? Te preguntarás. Pues ahí te van algunas indicaciones:

  1. Con una pequeña ayudita. Es decir, usando aparatos específicos para hacerlo o bien simplemente con una olla y un punto de apoyo para la barbilla (que no sea la propia olla, claro), para que puedas recostar la cara fácilmente mientras se va liberando el vapor. En el caso de usar el primer método no te diremos cómo hacerlo porque para algo están los libritos de instrucciones, pero si quieres optar por el segundo, lo suyo es ponerle agua, calentarla hasta que hierva y colocar la cara sobre ella, a unos 15 centímetros, tras retirarla del fuego.
  2. Para aumentar el efecto, te recomendamos añadir un poco de mentol, ya que ayuda a limpiar y abrir los poros
  3. Una vez los poros estén abiertos, debes empapar un algodón con agua fría y frotar la zona suavemente con él. Con esto, conseguirás retirar la sociedad que se ha despegado y cerrar los poros – ahora limpios – por el efecto del agua fría.

5. Sana que sanarás, sin grasas saturadas ni chocolate con leche

Hay que destacar, antes de nada, que aquí no hablamos por boca de nutricionista ni somos expertos en el tema, por lo que quien mejor puede guiarte en este sentido son ellos.

Dicho esto, simplemente vamos a limitarnos a recomendarte que intentes consumir lo mínimo posible cualquier alimento con un alto contenido de grasas no saludables, así como el chocolate que no sea negro y con muy bajo porcentaje de cacao. Además de contribuir a reducir la producción natural de grasa, harás un gran aporte a nivel nutricional que, sin duda, representará un pequeño cambio para mejorar la salud de tu cuerpo.

Mascarillas caseras para eliminar los puntos negros

Existen muchos productos para eliminar los puntos negros, desde mascarillas de arcilla, hasta exfoliantes o geles limpiadores. Pero sabemos que hay quien es más de probar cositas caseras, así que ahí van algunas alternativas que podrían ser útiles:

  • Clara de huevo: aplícala a modo de mascarilla sobre la cara limpia y seca. Una vez hecho, coloca papel higiénico encima. Y otra capa de clara de huevo, como si fuese una lasaña. Espera a que se seque bien y retira con cuidado el papel suavemente, de abajo hacia arriba. ¡Listo!
  • Bicarbonato: pon dos o tres cucharadas de bicarbonato en un bol y añade un poco de agua (la justa para que forme una especie de pasta sin aguarse). Mézclalo bien y aplícatelo por toda la cara con la ayuda de un algodón. Es importante que hagas los movimientos circulares y desde dentro hacia afuera y de abajo hacia arriba. Estos movimientos, junto con el bicarbonato, ejercerán una exfoliación suave que limpiará y facilita­rá la extracción de los puntos negros.
  • Yogur con limón: coge un yogur y mézclalo en un recipiente con zumo exprimido de limón natural. Remuévelo todo hasta que forme una masa cremosa y aplícatelo sobe la zona afectada. Déjalo reposar durante 20 minutos y retíralo suavemente con agua tibia.
  • Leche y sal: la sal presenta un gran potencia de absorción y actúa como un exfoliante natural súper eficaz, aunque es bastante más agresiva que el azúcar. Por eso hay que trabajarla mezclándola con otro elemento que contrarreste su rugosidad y evite las irritaciones, como la leche. Para ello, tan solo debes añadir una pequeña cantidad de la misma a tus cuatro cucharadas soperas de sal, mezclarlas bien y aplicarlo todo sobre la piel. Dejarla reposar durante 15 minutos y, para terminar, aclarar con agua tibia.
  • Azúcar moreno: puedes mezclarlo con aceite de oliva para darle un punto más hidratante o bien con limón, para potenciar el efecto limpiador. Aplícatelo sobre la zona a exfoliar y realiza un masaje suave. Luego aclárate el rostro con agua templada.

Con la ayuda de uno de estos particulares rituales o cualquiera de nuestros productos favoritos, erradicar los puntos negros resulta ser mucho más cómodo y sencillo de lo que podías pensar. Claro que, para cualquiera de ellos, deberás mantener la constancia. Porque, si tú eres cabezona, esas pequeñas manchitas oscuras todavía lo son más.

Y siempre volverán a salir. O, por lo menos, lo intentarán. Así que sé previsora, ten a mano un buen respaldo y ponle la barrera a los puntos negros antes de que puedan hacer amago de volver a aparecer.

¿O es que acaso creías que te lo iban a poner tan fácil?

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

GRATIS

EL REGALO DE LA SEMANA

Solo tienes que llegar a los 29 € de pedido y podrás escoger entre estas maravillas en el carrito. 

#PORTUCARABONITA

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)