Envío gratis a partir de 18 €

Crema de manos Taiga Formato Viaje | Natura Siberica

Crema de manos Taiga Formato Viaje | Natura Siberica

5/5

1,44

-15%

30 ml

Hidrata y nutre en profundidad
Refuerza la protección natural
Reafirma y suaviza la piel
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

1,44

-15%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 1,44 1,38 1,34 1,30

Ahorra comprando para varios meses. 

«Que nada te pare». A ver si lo dices cuando tengas las manos secas. Hablar es muy fácil, pero acabar con la sequedad lo es más con esta crema.

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito

Descripción Crema de manos Taiga Formato Viaje | Natura Siberica

Cuando tienes las manos secas, la vida te boicotea.

Te obliga a ser previsora. Automatizas de tal manera que la crema de manos forma parte de tu vida, que cuando dejas de usarla un día estás perdida. Empiezas a darte cuenta de todo lo que te puede pasar.

Cualquier roce es un riesgo. Cualquier tela puede llegar a ser agobiante (¡o peligrosa!). Darle la mano a una persona por cortesía se convierte en algo descortés. Y ya no hablemos de llevar las uñas esmaltadas. Entonces pasa a ser algo inútil, pierde todo el sentido. Porque cómo vas a considerar que tienes las manos bonitas, por muy bien que lleves las uñas, si tienes la piel como una lagartija bebé.

No te lo puedes permitir. No te puedes confiar. Hay que ser precavida. Hay que llevar la crema encima y usarla con frecuencia. Y mejor si es una crema que esté diseñada para el uso diario, como la crema Taiga de Natura Siberica. Porque vivir al límite a veces tiene su gracia, pero vivir limitándote no.

Lo que más nos gusta

  • Activación natural: su composición está repleta de ingredientes activos orgánicos, entre los cuales destaca la acción del Pino siberiano y el aceite orgánico de lino ártico.
  • Con certeza: la de que es un producto orgánico y con una composición totalmente natural y en un 98% vegetal. Porque no hay nada más seguro para cuidar tus manos.
  • ADN siberiano: hecha de plantas y flores silvestres provenientes de la naturaleza siberiana. Se recolectan a mano en su momento de máximo esplendor para que puedas aprovechar todos y cada uno de los beneficios que tienen.
  • Aceites esenciales: su formulación está basada en ingredientes derivados del aceite de pino siberiano y aceites siberianos orgánicos que le proporcionan unas características inimitables. Justo lo que tú necesitas para mantener tu piel a salvo.

Lo que nos enamora

  • El carácter cuidador que tiene. Es como la niñera de la piel. La protege de los ambientes hostiles y  le proporciona una hidratación activa durante horas. Elimina la sequedad con rapidez, nutre en profundidad y la mantiene a salvo del frío, el viento y la deshidratación.
  • La suavidad del tacto que deja en las manos. Con una textura cremosa, ligera y fácil de aplicar que se absorbe con rapidez. Le proporciona un efecto reafirmante a la piel y cicatriza las microheridas producidas por la sequedad, dejándola fina y con un aspecto cuidado.
  • El aroma suave y de toque dulce que actúa como un agradable recordatorio de que debes ser constante con su uso. Potencia la sensación de protección y te invita a repetir su aplicación durante todo el día.

Los culpables de su encanto

  • Pino siberiano orgánico de recolección silvestre: es rico en aminoácidos esenciales, lo que lo convierte en un gran aliado para el cuidado de la piel. La reafirma, dejándola lisa y suave, y la protege del aire y la sequedad.
  • Aceite orgánico de lino ártico: es el encargado de cerrar las heridas y asegurarse de que tus manos no vuelvan a vivir contracorriente. Gracias a sus propiedades curativas, crea un efecto cicatrizante que suaviza la piel y la nutre intensamente.

¿Cómo usarla?

Más que cómo, cuándo: 24/7. Porque el cómo te lo vas a aprender en pocos segundos.

Aplícala generosamente por las dos manos y masajéala suavemente. Bueno, lo de generosamente dependerá de si nos haces caso y tu piel requiere de mayor o menor cantidad…

Procura que se impregnen bien todas las zonas de la mano, especialmente los pliegues entre los dedos, que suelen ser los más difíciles de mantener hidratados.

Repite esta acción tantas veces al día como consideres necesario. Que esperemos que, en pocos tiempo, sean cada vez menos. Si no es así, confiamos en que recordarás nuestro tono enfadado cuando te enganches con la chaqueta de borrego.

Truco de la casa:

Una forma extraña pero muy efectiva de aplicar la crema es hacerlo por la parte externa de las manos. Es decir, sin usar las palmas. Frótalas entre sí y cruza los dedos para cubrir también los huecos entre estos. De esta forma, conseguirás dar nutrición a las zonas más secas sin engrasar las yemas.

Es un truco que aquí usamos mucho para evitar perder tiempo si trabajas con el ordenador, por ejemplo, ya que así no tienes que esperar mucho rato a que se seque para seguir con tus rutinas.

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)