Envío gratis a partir de 18 €

Gel de ducha natural antioxidante | Green Agafia

Gel de ducha natural antioxidante | Green Agafia

5/5

2,12

-15%

260 ml

Refuerza la protección natural
Limpia con delicadeza
Regula la producción de sebo
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

2,12

-15%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 2,12 2,04 1,97 1,91

Ahorra comprando para varios meses. 

No esperes más, cuidarte es una prioridad y hacerlo con recetas de la abuelita vale la pena. Los resultados marcan la diferencia.

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito

Descripción Gel de ducha natural antioxidante | Green Agafia

«Mañana empiezo la operación bikini. Mañana pasado empiezo la dieta. A partir de la semana que viene iré a correr cada día. El mes que viene dejo de fumar. El año que viene me pongo a estudiar.»

Está muy bien ponerse metas en esta vida. Pero vamos a decirte algo que si te lo tomas en serio, te va a servir para el resto de tu vida. Una vez un sabio dijo: «Lo que puedas hacer hoy, no lo dejes para mañana»

Cada día se aprenden cosas nuevas y hoy has aprendido algo que te va a servir para alcanzar el éxito en la vida.

Así que, empieza a cuidar tu cuerpo hoy, tu piel te lo agradecerá. Empieza a dedicarte tiempo, amimarte, a darte placer, a hacerlo con productos naturales. Empieza a disfrutar las duchas matutinas…

El primer paso es elegir buenos productos, igual que buenos alimentos. Todo lo que te pongas tendrá su fruto. Elige, pero elige bien. Antes de decidirte, pregúntate qué necesitas o qué quieres:

“Un gel de ducha que me dé una nutrición extra, que sane mi piel”

Tu piel se merece lo mejor y las recetas de la herborista siberiana fueron creadas para darte el mejor cuidado y sobretodo, para hacerlo de la forma más natural posible. El gel de ducha natural antioxidante es la solución. No lo dejes para mañana si puedes tenerlo hoy.

Lo que más nos gusta

  • Un cóctel natural: el extracto de abedul polar orgánico deja la piel suave y lisa y goza de propiedades hidratantes. El arándano rojo es rico en propiedades antioxidantes y proporciona elasticidad a la piel.
  • Para amantes de la vida: Un gel vegano que no solo cumple con la misión de dejarte una piel exquisita, también cumple con el bienestar del planeta y de todos los seres vivos.
  • Tamaño ideal: para tenerlo en tu ducha, ready para darte lo que necesitas cada mañana.

Lo que nos enamora

  • Llena el cuerpo de nutrientes, el resultado es exquisito, te deja la piel suave como la miel y tiene un potente efecto antioxidante.
  • Siente los aromas mágicos de la taiga siberiana por todo tu cuerpo con este gel de ducha.
  • De gel a espuma solo hay un paso, y de una piel seca a una piel limpia, suave y bonita otro.
  • Textura en gel suave y delicada que producirá un placer real a tu cuerpo.

Los culpables de su encanto

  • Extracto de abedul polar orgánico: también lo llaman el “árbol de la vida”. Está lleno llenito de vitaminas, aminoácidos, minerales, proteínas y antioxidantes. Limpia suavemente la piel, minimiza los poros. Posee un gran poder hidratante y tiene un efecto calmante mientras regula la producción de sebo. También es el componente ideal reducir la inflamación de las pieles más sensibles, irritadas o recién exfoliadas.
  • Arándano rojo: regenera la piel y la protege contra las agresiones externas. El arándano rojo tiene la capacidad de regenerar y proteger el colágeno de la piel, contribuye en mantenerla elástica y flexible. Además, el arándano es el mejor antimanchas natural de la piel.

¿Cómo usarlo?

Por muy natural que sea, no tiene secreto, se aplica como cualquier otro gel de ducha.

Aplica una cantidad similar a una avellana en las manos y repártela por todo tu cuerpo. Verás que pasa de gel a espuma, ¡Qué agradables! Luego retíralo con agua tibia.

Truco de casa

Sabemos que eres una experta en ducharte, no lo vamos a negar. Pero, sin embargo, hay muchos errores que quizás cometas:

  1. Temperatura del agua: sabemos que es muy apetecible llegar a casa y hacerte una duchita de agua muy caliente. Sin embargo, no es la mejor idea para el cuidado de tu piel, ya que la reseca y hace que pierda elasticidad. Así que no te pases de los 36 grados
  2. Más no es más: no por ponerte más gel vas a quedar más limpia. Aplica la cantidad equivalente al tamaño de una almendra. Es suficiente.

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)