eSCOGE REGALO A PARTIR DE 29 €

GRATIS

EL REGALO DE LA SEMANA

Solo tienes que llegar a los 29 € de pedido y podrás escoger entre estas maravillas en el carrito. 

#PORTUCARABONITA

Envío gratis a partir de 9 €

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito
Jabón de manos de terciopelo | Café mimi

Jabón de manos de terciopelo | Café mimi

3,50

Capacidad: 300 ml

SKU: 15042

Olor especial y tacto sedoso… no, no es la bata de tu abuela. Pero con este jabón será como si te estuviesen arropando de nuevo con ella.

Packs Ahorro

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 3,50 3,36 3,26 3,15

Ahorra comprando para varios meses. 

Clearpay disponible para importes entre 4,00 - 800,00 Más info

Contenidos relacionados

Descripción Jabón de manos de terciopelo | Café mimi

tipo de producto: , ,

Es curioso cómo somos las personas, ¿verdad? Lo que a veces queremos olvidar queda a merced de nuestros sentidos, que deciden por su cuenta revivir recuerdos a su antojo.

Cuántas veces te habrá pasado eso de ir andando por la calle y, de repente, sentir cómo te vienen un montón de imágenes, e incluso emociones, a la cabeza. Te zarandea por dentro. Y te preguntas: ¿por qué? Y al segundo lo sabes: te acabas de cruzar con alguien que huele «igual que». Hay días que casi te echarías a darle las gracias por ello y, en cambio, otros desearías no haber salido a la calle.

Pues es todo culpa de la memoria olfativa. Esa capacidad que tenemos para asociar un olor a un recuerdo. Este suele ser la primera asociación que hace nuestro cerebro a un objeto, persona o lugar la primera vez que olemos un aroma. Y vaya que si se queda.

Dicen los expertos que solo somos capaces de retener un 35% de los olores que percibimos a lo largo de nuestra vida. Pero los hay que parece que representan el 100% de nuestras vivencias. Y sino, que te lo pregunten a ti. Que no olvidarás nunca el olor de la ropa recién lavada en la casa de tu abuela. O el de las flores silvestres que crecían en el pueblo de tus padres. Hay olores que, no es que te evoquen recuerdos, es que son parte de ti. Y qué no darías por volver a sentirlos cada mañana…

Lógicamente, no podemos devolverte esos momentos. Pero ¿qué tal algo que al lavarte las manos te regale un aroma familiar? Por ejemplo, un jabón de seda que además de limpiar y suavizar tu piel, acaricie tus recuerdos. Y te ayude a empezar el día con un sentimiento positivo en tu mente.

Lo que más nos gusta

  • Variedad: cuatro aromas distintos que te pueden trasladar a una infinidad de lugares y momentos. A nosotros nos gusta especialmente el de aloe y verbena, porque nos despierta emociones entrañables. Es como volver a ver a nuestras abuelas tendiendo la colada en el balcón de su casa familiar.
  • Combinable: da igual como sea el baño de tu casa, su diseño sutil y minimalista encaja en cualquier lugar. Vaya, que si te equivocas y lo colocas en la estantería de tu cuarto, se mimetizará con tus perfumes y quedará igual de estupendo.
  • Duradero: como esos recuerdos que viven indefinidamente en tu interior. Tanto su olor como su efecto se quedarán sellados en tus manos cual momento inolvidable.

Lo que nos enamora

  • Suavidad como sello personal. No podemos controlar con qué potencia afloran las emociones en ti, pero sí que podemos asegurarte que el respeto y el cuidado por la piel siempre estará presente en este jabón.
  • Textura cremosa que acompaña la sensación agradable olfativa y junto a ella crea un momento de oasis en tu cerebro.
  • Selección de aromas inimitables que, como bien sabes, tienen la capacidad de sacarte de tu baño para llevarte a otro momento, con otra persona y recrear un recuerdo especial.

Los culpables de su encanto

  • Extracto de sakura: sí, es tan fantasioso para tu piel como su nombre suena. Es el encargado de nutrir la piel intensivamente y aportarle firmeza y elasticidad.
  • Extracto de té verde: es un potente antioxidante, lo que significa que está aquí para proteger tu piel de los agentes externos como si de un atrapasueños se tratase.
  • Aceite de almendras: hidratante como el que más, asegura que tus manos no se resequen y mantiene su hidratación natural durante más tiempo.

¿Cómo usarlo?

Aunque sea un jabón muy especial, se usa como cualquier otro. Desbloquea el seguro del dispensador girándolo hacia la derecha y deja que se expanda. Una vez listo para usar, presiona el dispensador hacia abajo y deja caer una cantidad moderada sobre las manos húmedas. Frota, inspira, deja que los recuerdos te invadan, y aclara con agua tibia.

Truco de la casa:

En realidad, no hacen falta muchos trucos para usar un jabón. En este caso, lo que haremos más bien es darte una eco-recomendación. Aplica primero el jabón sobre tus manos y humedécelas después. De este modo, dejarás correr menos agua y contribuirás a reducir un poquiiiito el malgasto global de este bien tan preciado.

Si te enamora tanto que deseas llevártelo contigo de viaje, puedes bloquearlo de nuevo haciendo el proceso inverso al que has hecho para desbloquear el dispensador. De este modo, no ensuciará tus bolsas. Eso sí, ¡hazlo con mucho cuidado para no pringarte entera…!

Pruébalo y cuéntanos si te ha gustado. ¡Ya sabes que en Instagram sí que aceptamos etiquetas!

GRATIS

EL REGALO DE LA SEMANA

Solo tienes que llegar a los 29 € de pedido y podrás escoger entre estas maravillas en el carrito. 

#PORTUCARABONITA

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)