Envío gratis a partir de 18 €

Jabón de manos efecto higienizante | Natura Siberica

Jabón de manos efecto higienizante | Natura Siberica

5/5

3,82

-15%

500 ml

Limpia sin resecar la piel
Regula el nivel de hidratación
Con acción antibacteriana
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

3,82

-15%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 3,82 3,67 3,55 3,44

Ahorra comprando para varios meses. 

Tus manos se han ensuciado, aunque tú ni te hayas enterado. ¿Quién será el higienizante que las higienice? Este jabón antibacteriano será.

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito

Descripción Jabón de manos efecto higienizante | Natura Siberica

Seguro que tú también lo has sentido.
Es una sensación que cuesta de explicar, pero que, cuando la tienes, lo sabes.
No, no estamos hablando del enamoramiento.
Más bien de algo (todavía) más físico. De algo que notas en las manos cuando, por ejemplo, has estado muchas horas sin poder lavártelas, pasando nervios, sin parar de hacer cosas o incluso yendo en el transporte público.
Y a veces ni siquiera es cuestión de que las hayas estado usando con mucha frecuencia, pero el cansancio, el trajín de todo el día, el estrés… pueden hacer que lo sientas en tus carnes.
Ese deseo incontrolable de llegar a tu casa para lavarte las manos y procurar no tocar nada mientras no hayas pasado por el baño.
La odiosa sensación de tener las manos sucias.
Pues vamos a decirte que no es ninguna paranoia – a menos que lo sientas de forma injustificada, claro – y que quien la causa son las bacterias que has ido recolectando de una forma u otra y ahora están haciendo acto de presencia.
Por eso, en estos casos no basta con un jabón cualquiera. Necesitas un jabón de manos higienizante. Que no hará la vida menos nociva de un día para otro, pero sí que acabará con las bacterias que te están acechando.

Lo que más nos gusta

  • Fifty fifty: es suave con tu piel y duro con las bacterias. Porque tiene una misión asignada y la cumplirá responsablemente. ¿Cómo? Con el complejo activo de hierbas siberianas que han sido especialmente recolectadas y seleccionadas para conseguir esta fórmula higienizante.
  • Es prometedor: porque lo que dice (sí, eso de estar certificado) no es cuestión de presumir. Es que Ecocert le ha dado el aval para que se declare como producto certificado, porque es de origen natural y no con una cifra cualquiera. Nada más y nada menos que en un 98% de su composición.
  • Quiere comprometerse: y no solo con tu piel. Aunque no se puede negar que es con la que más le interesa hacerlo. Resulta que también está reconocido como producto de producción orgánica. ¿Qué significa eso? Pues que ninguno de sus ingredientes han sido alterados genéticamente ni poseen mezclas extrañas que pueden dañarte en ningún aspecto. Parece que su compromiso va un poco más allá, ¿verdad?

Lo que nos enamora

  • Sensación de frescor y confort que le aporta a la piel. Que su objetivo principal sea el de higienizar no implica que no sea capaz de hacer otras cosas. Y entre ellas está la limpieza profunda – obviamente – e instantánea que va acompañada de una suavidad poco vista entre los productos de su nivel.
  • Formulación activa hecha con plantas siberianas y ácido salicílico. Gracias a ellos, posee un efecto antibacteriano que elimina la suciedad de cuajo y evita que las bacterias puedan causarte algo más que una leve sensación de incomodidad. Además, posee una acción regeneradora que evitará que se acumulen en tu piel capas y capas de células muertas creando un terreno de juego favorable para los radicales libres.
  • Textura en gel súper ligera y agradable al tacto. Nada que ver con esos geles pringosos y difíciles de esparcir. Además de higienizante y antibacteriano, es ultra protector, casi tanto como una madre. Crea una barrera sobre la piel de las manos que impide que las bacterias puedan incidir en ella fácilmente y que asegura los correctos niveles de hidratación de forma duradera.
  • Aroma suave y con un toque a hierbas que resulta muy agradable y refuerza la sensación de limpieza.

Los culpables de su encanto

  • Ácido salicílico: una de las razones por las que forma parte de este combo es por su capacidad para liberar. Liberar la piel de la suciedad y de los agentes externos que provocan daños en ella. Pero si nos ponemos en un plano más técnico, vendría a ser lo siguiente: contribuye a reducir las erupciones (por ello suele ser muy recomendado contra el acné), rebaja la hinchazón y el enrojecimiento y – he aquí lo que más te interesa – abre los poros obstruidos. Es un gran aliado contra la piel seca y la descamación, ya que favorece la eliminación de las escamas y provoca una regeneración celular que la deja suave como la seda.
  • Complejo de hierbas siberianas que suma los extractos orgánicos de la artemisa, la camomila y la ortiga y los aceites orgánicos de la sabia y el romero. Todos ellos forman la base antibacteriana de esta fórmula infalible para librar – y ganar – la guerra contra los malvados gérmenes.

¿Cómo usarlo?

Hay que reconocer que es especial hasta para esto. No se usa como cualquier otro jabón.

Bueno, en realidad, sí. Pero no puedes ponértelo y quitártelo corriendo. Para que su efecto higienizante antibacteriano sea efectivo, debes mantenerlo actuando sobre tu  piel, al menos, durante 60 segundos.

Es la única condición que te va a poner. Y, la verdad, sacrificar esos segundos de tu vida a cambio de todo lo que da es un trato justo, ¿no te parece?

Aunque sea un jabón un tanto especial, se usa como cualquier otro. Desbloquea el seguro del dispensador girándolo hacia la derecha. Una vez listo para usar, presiona el dispensador hacia abajo y deja caer una cantidad moderada sobre las manos húmedas. Frota, deja que sus propiedades te invadan (¡respetando el tiempo estipulado!) y aclara con agua tibia.

Truco de la casa:

En realidad, no hacen falta muchos trucos para usar un jabón. En este caso, lo que haremos más bien es darte una eco-recomendación. Aplica primero el jabón sobre tus manos y humedécelas después. De este modo, dejarás correr menos agua y contribuirás a reducir un poquito el malgasto global de este bien tan preciado.

Puedes combinarlo con una crema hidratante después para reforzar la protección de las manos y ya habrás dado con el combo ganador.

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)