Envío gratis a partir de 18 €

Mermelada exfoliante de grosella & feijoa | Café mimi

Mermelada exfoliante de grosella & feijoa | Café mimi

5/5

5,01

-15%

270 gr

Limpia la piel en profundidad
Elimina la descamación
Aumenta la firmeza
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

5,01

-15%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 5,01 4,81 4,66 4,51

Ahorra comprando para varios meses. 

No te va a hacer falta meterte en la fábrica de Willy Wonka para bailar la danza de los Oompa loompas. Te bastará con probar esta mermelada.

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito

Descripción Mermelada exfoliante de grosella & feijoa | Café mimi

¿Te has preguntado alguna vez por qué a la mayoría de gente nos gustan tanto las películas de género fantástico?

Harry Potter, Peter Pan, El Señor de los Anillos, Charly y la fábrica de chocolate… hay algo en todas ellas que, más de lo que ya lo hacen el resto de películas, es capaz de trasladarnos a un mundo de ensueño. Ese lugar donde parece que los problemas son menos problemas (o que directamente no existen), donde todo es posible. Ese lugar gracias al que puedes olvidarlo todo e incluso serías capaz de creer en la magia.

Por que a quién no le gustaría tener la capacidad de hacerse invisible, vivir en eterna juventud, rodearse de seres especiales o… bañarse en mareas de chocolate.

Qué ilusa. Si lo más parecido que tenemos a eso es la chocolaterapia (que, cuidado, tampoco hay que menospreciarla).

Lo cierto es que hay momentos en los que daríamos lo que fuera por vivir en uno de esos mundos fantásticos, donde parece que se pueden experimentar emociones sobrenaturales. Porque si algo nos transmiten es la falsa idea de que nuestra realidad no es tan maravillosa.

Y, en el fondo, es verdad. Imagínate preocupándote por cuánto te has gastado este mes mientras se pasean frente a ti un montón de enanitos con las orejas puntiagudas vestidos como el Grinch. Así no habría quien se centrase.

Por suerte o por desgracia, nuestro mundo es -a veces- menos colorido, con más cantidad de seres aburridos y en él no puedes evitar que existan los problemas, como por ejemplo, que el invierno te reseque las piernas. Por eso existen productos tan fantásticos como esta mermelada exfoliante. Que, desde luego, no te va a solucionar la vida, pero podría pasar perfectamente por una golosina salida de la fábrica de Willy Wonka.

Lo que más nos gusta

  • Fantasioso por dentro y por fuera: por si su textura caramelizada no fuese poco, su envase también podría ser obra de Tim Burton. Y es que, además de ser divertido, es de plástico totalmente reciclado y reciclable. Aunque nuestro mundo no sea perfecto, no hay que olvidar cuidarlo.
  • Tan natural que no parece real: aunque te cueste de creer, su composición está hecha con un 95% de ingredientes naturales. En ese sentido, quizá sí que parezca un tanto utópico, pero te podemos asegurar que es tan cierto como que Gandalf no existe (¡ups!).
  • Más duradero que la saga de Harry Potter: y es que aunque te den ganas de bañarte en ella, una poca cantidad será suficiente para embadurnar tu cuerpo. Esto te permitirá sacarle mucho más partido.

Lo que nos enamora

  • Comestible parece, cosmético es: por muchas ganas que te den de untarla en tus tostadas matutinas, no debes olvidar que es un exfoliante. Tan rico y apetecible como las palomitas del cine.
  • Textura gelatinosa, obviamente, igualita que la mermelada. Eso sí, nada pegajosa y súper agradable al tacto.
  • Aroma intenso muy dulce que te envolverá como si estuvieras dentro de la casa de Hansel y Gretel. Recuerda sus nombres cuando te entren ganas de comértela.
  • Suavidad irresistible que dejará en tu piel después de su aplicación. Como una nube de algodón.

Los culpables de su encanto

  • Extracto de grosella negra: además de darle un toque aromático inconfundible, aumentará la firmeza de tu piel y la llenará de vitaminas, dejándola lista para volver a la vida real.
  • Extracto de feijoa: le pondrá el punto dulce a tu ritual y eliminará la descamación propia de los días de invierno, dejando la piel suave y aterciopelada.
  • Azúcar: el culpable en toda su esencia de eliminar por completo todas las células muertas. Ejercerá una limpieza profunda y exfoliará tu piel con delicadeza, sin dañarla ni irritarla. Nadie lo hubiese dicho, ¿verdad?

¿Cómo usarla?

De la misma forma que consumes las golosinas: disfrutándola y sin abusar. Esto significa que deberás aplicarla sobre tu piel húmeda (¡nunca seca!), a ser posible durante la ducha (para consumir menos agua) y dejarla actuar de 5 a 10 minutos. Después, tendrás que retirarla con agua tibia o fría.

Puedes repetir este proceso dos veces por semana, pero no te excedas ya que, por muy suavito que se sienta, no deja de ser un exfoliante y es importante dejar descansar la piel.

Truco de la casa:

Sabemos que aguantar 10 minutos a temperatura ambiente en pleno enero no es precisamente lo que una sueña, así que nuestra recomendación es que dejes el exfoliante trabajando durante 5 minutos larguitos y repitas el proceso más veces (dos en lugar de una, como decíamos). De esta manera, tu piel se mantendrá en equilibrio.

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)