Envío gratis a partir de 15 €

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito
-15%

Crema facial antiedad Caviar de Rusia | Natura Siberica

16,91

Capacidad: 50 ml

SKU: 25120

Si realmente existe una crisis de los 40, tiene una parte buena: que puedes usar esta crema. Porque una cosa está clara: no es para cualquiera.

Packs Ahorro

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 16,91 16,23 15,73 15,22

Ahorra comprando para varios meses. 

4 cuotas sin intereses de 4,23Clearpay

Contenidos relacionados

Descripción Crema facial antiedad Caviar de Rusia | Natura Siberica

La Crisis de los 40 no existe.

Lo que existe es la incomodidad con una misma.

La sensación de que algo en tu cuerpo está cambiando. Socialmente se ha marcado esa edad como si fuese un antes y un después en la vida de cualquier persona, pero la realidad – y tú bien lo sabes – es que todo consiste, más bien, en una evolución progresiva.

Poco a poco vas cambiando tu forma de ver las cosas, incluso a ti misma. Y esa nueva óptica te lleva a dejar de identificarte con tu «yo» de siempre.

Parece como si poco a poco dejases de ser tú para ser otra persona distinta. Y todo eso ¿por qué?

¿Porque en ocasiones te sientes más cansada? ¿Porque te apetecen otros planes? ¿Porque empiezas a tener pequeñas arrugas de expresión?

Bueno, en cierto modo tiene sentido. Pero por qué no disfrutar de esta nueva etapa y de esta nueva parte de ti que desconocías. Vale, de las arrugas no se disfruta tanto, pero es que para eso tienes esta crema facial antiedad de caviar de Rusia que te resuelve el trabajo.

Pero por todo lo demás… estamos seguros de que encontrarás la forma de gozarlo igual que lo hacías con tus «primeras» fiestas a los 18 años. Y sino, aquí va un secreto: escucha a tu cuerpo. Él tiene claro lo que le sienta bien y – a parte de esta crema – te pedirá siempre lo que más te pueda complacer. Sí, eso también incluye lo que estás pensando.

Lo que más nos gusta

  • Excepcional: como tú. Creada con ingredientes únicos y especiales cuyas propiedades son usadas de forma muy específica. Porque qué tiene una colección si no existe en ella algo que la haga interesante. En este caso, cada uno de los productos que la compone está basado en un elemento principal cuyo potencial es la esencia de su acción. Caviar de Rusia, Cedro Blanco, Rosa Ártica, Abedul de Plata… auténticas joyas de la naturaleza.
  • De belleza nórdica: esa que tanto nos gusta. Delicada, femenina, sencilla, con un punto de majestuosidad. Esa es la inspiración que rodea esta colección, que fue diseñada originalmente pensando en el corazón de Dinamarca: Copenhagen. Una línea que emula la hermosura de este país y los preciosos parajes que hay en él.
  • Con elegancia natural: como la que puedes encontrar en ti por mucho que pasen los años. Porque está creada con algas de las Islas Faroe y plantas y bayas siberianas de origen silvestre. ¿Dónde encontrarás más pureza? Pues quizás lo hagas en tu interior después de ver que, con esta colección a tu lado y, con lo que tú quieras, hay belleza en cada parte de tu ser. Qué profundo nos ha quedado eso, ¿verdad?

Lo que nos enamora

  • Su acción intensiva. Nutrición y suavidad que hacen que te sientas – en lo que a piel refiere – reconfortada. Con efecto rejuvenecedor, aporta brillo al cutis y promueve la regeneración celular para ralentizar el proceso de envejecimiento cutáneo.
  • Textura muy ligera, suave y fácil de trabajar. Rápida de absorber y muy delicada con la piel. Gracias a la unión de ingredientes que suma, aporta una gran cantidad de vitaminas y una dosis de elementos que calman, hidratan y protegen de la sequedad mientas activan la renovación y restablecen el equilibrio hídrico, dejando un tacto suave y aterciopelado.
  • Aroma muy suave y elegante (a juego con su packaging). Es la representación olfativa de su acción sobre tu piel: delicadeza, cuidado y simplicidad. Lo justo y necesario para tener un rostro radiante.

Los culpables de su encanto

  • Extracto de caviar negro: si por algo se conoce a este ingrediente es por sus capacidades rejuvenecedoras. Contiene gran cantidad de proteínas, minerales y vitaminas, que activan la el proceso de renovación de la piel y, con ello, ralentizan el envejecimiento de la misma.
  • Unión de vitaminas y péptidos: concretamente, hablamos de las vitaminas C y E, que formando equipo con los péptidos activos logran una tonificación de la piel, a la vez que estimulan la producción de colágeno. Y colorín colorado, el envejecimiento prematuro (y el que no) se ha acabado, porque crece la elasticidad.
  • Ácido hialurónico: seguramente lo conozcas ya, también por sus increíbles propiedades antienvejecimiento. Hidrata con intensidad, protege de la sequedad y la descamación y suaviza las arrugas que puedan habitar en tu piel.
  • Complejo de saponinas, taninos y fitoncidas: todas ellas son las que se ubican en las hierbas silvestres de las que te hablábamos. Calman la piel, reducen la irritación (si es que existe) y le aportan un tacto suave y aterciopelado. Como si de una reina se tratase.
  • Extracto de algas de las Islas Faroe: además de las vitaminas que has leído un poco más arriba, en este extracto también las hay. Y fíjate bien, que no son pocas: A, B1, B2, B6, B12, C y E. Además, contienen microelementos y yodo, pero lo más importante que debes saber es que todos ellos, juntos, hacen que tu piel esté más tersa y suave, porque la hidratan y la nutren en profundidad, consiguiendo recuperar su equilibrio hídrico.

¿Cómo usarla?

Como un recordatorio de que quererte está bien – y no al revés -.

Limpia la piel con el producto que suelas usar y aplica la cantidad equivalente a una avellana sobre las manos – ¡también limpias, per favore! -. Frótala entre los dedos de ambas y después reparte por todo el rostro de manera uniforme, ejerciendo un ligero masaje. ¡Y listo! Ahora deja que tu piel se reinvente.

Truco de la casa:

Cuando decimos lo de aplicar las cremas haciendo un masaje no es cosa de un capricho. Es un acto que estimula la circulación sanguínea y favorece que la piel active un proceso de regeneración natural. Con lo cual, no solo absorbe el producto que le estás dando, sino que, además, está produciendo elementos beneficiosos por sí misma.

Y si, encima, lo haces con movimientos ascendentes, le echas una mano (y nunca mejor dicho) para evitar que soporte los efectos de la gravedad.

Esta crema forma parte de la colección NS Copenhagen. Mete el hocico en ella y no lo saques hasta que te sientas como una divinidad nórdica. No te engañes, conseguirlo es tan sencillo como ir probando cada uno de sus productos.

Categorias

GRATIS

EL REGALO DE LA SEMANA

Solo tienes que llegar a los 29 € de pedido y podrás escoger entre estas maravillas en el carrito. 

#PORTUCARABONITA

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)