Envío gratis a partir de 18 €

Crema facial hidratante Sophora Japonica | Natura Estonica

Crema facial hidratante Sophora Japonica | Natura Estonica

5/5

4,93

-15%

50 ml

Calma la irritación cutánea
Previene la deshidratación
Unifica y alisa la piel
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

4,93

-15%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 4,93 4,73 4,58 4,44

Ahorra comprando para varios meses. 

Extra, extra de hidratación. La que le hace falta a tu piel seca y la que le da esta crema para recuperar la jugosidad, la suavidad y su luz natural.

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito

Descripción Crema facial hidratante Sophora Japonica | Natura Estonica

Vamos a hacer un trivial.

Desde que estamos en el cole nos enseñan que el cuerpo humano está compuesto por agua, en gran medida. Se encuentra en la sangre y en los órganos, pero ¿sabes qué porcentaje representa aproximadamente en una mujer adulta?

Opción A. 45%
Opción B. 60%
Opción C. 50%
Opción D. 35%

Si no has escogido la opción C, necesitas seguir leyendo lo que te vamos a contar.

Sí, es la correcta y aunque sea un porcentaje que puede variar según la persona, es el que debería encontrarse en tu composición corporal.

¡Ojo! Solo en el caso de mantenerte bien hidratada de forma habitual. Pero eso no siempre es posible, y menos cuando tu naturaleza cutánea te boicotea.

La misma que hace que no haya forma de abandonar la descamación o dejar de sentir la piel tirante.

Y mira, por eso estamos todos aquí ahora. Tú porque necesitas algo para controlar esa sequedad y alcanzar un buen nivel de hidratación, y nosotros porque tenemos esta crema extra-hidratante para ti.

¿Seguimos hablando?

Lo que más nos gusta

  • Auténtica: porque a través de sus ingredientes orgánicos busca demostrar que la belleza puede obtenerse de los orígenes más humildes y recónditos. Se quedará contigo hasta el final, para probarte su fidelidad y demostrarte que tiene ese poder reparador que le hará ganar tu confianza.
  • Te desafía: y lo hace todos los días. Todo por el bien de tu piel seca. Quiere hacerte mucho más consciente y responsable de tus actos. ¿Cómo? Demostrándote que todo tiene solución – incluso las arrugas que asoman con el tiempo – y que siempre hay una forma de hacer que tu rostro se vea más saludable y jovial. Dejarlo como está no es una opción. Necesitas hidratarlo y mimarlo siempre.
  • Sin presumir: no le interesa hacer mucho escándalo. Solo debes darle una oportunidad y verás que con poco consigue mucho. Por muy pequeña que sea, sus beneficios son tan grandes como el porcentaje de agua que deberías poseer (o más).

Lo que nos enamora

  • Efecto súper hidratante, como para devolverle la vida a tu rostro. Desde que te aplicas la crema empiezas a notar que sube el nivel de humectación y la piel está más uniforme, lisa y radiante.
  • Su aroma, que es fácilmente confundible con los frutos y flores silvestres. Una esencia floral que no hará más que reforzar la sensación de bienestar añadida a la certeza de saber que el balance ya no se volverá a perder.
  • Su textura cremosa, suave, delicada. De esas que te aportan tanto confort como ligereza, que son potentes sin ser invasivas, que a los minutos de colocarla ya no se siente, pero sabes que está allí, haciendo su efecto.

 Los culpables de su encanto

  • Extracto de Sophora Japonica orgánica: el ingrediente estrella de esta combinación (por algo la crema lleva su nombre). Es un potente antioxidante, que ayuda en el proceso de regeneración celular y, por ende, calma los síntomas causados por ciertas afecciones cutáneas muy – demasiado – frecuentes en las pieles secas. Y, por si fuera poco, ayuda a mejorar la circulación sanguínea y el aspecto general de tu rostro.
  • Aceite de camelia orgánica: no se trata de cualquier aceite, se trata de un potente hidratante natural. Rico en vitaminas, que logran retener la humedad y ralentizar el proceso de envejecimiento que tiende a sufrir la piel de forma progresiva.
  • Ácido hialurónico: es uno de los ingredientes que más destacan, porque permite mantener el equilibrio y restablecer la estructura de la epidermis, incluso cuando sufre deshidratación.
  • Vitaminas y aminoácidos: no podemos excluirlas ni de broma. Son tan indispensables que sin ellas no es posible lograr una regeneración celular completa. Es decir, son la cereza del pastel: en este caso, el rayito de luz que hará relucir tu rostro de nuevo.

 ¿Cómo usarla?

Sin tener que jugar a las adivinanzas. Esta vez, la respuesta es segura.

Toma una pequeña cantidad de crema y aplícala suavemente por toda la cara, hasta llegar al cuello – que también necesita de mimos, incluso con más urgencia – como si te estuvieras dando un estimulante masaje.

¿Cómo debes tener la piel antes de este paso?

Limpia y totalmente seca, para no absorber nada que no toque.

Truco de la casa:

El masaje es algo vital, especialmente cuando hablamos de aplicar cremas. Hazlo con movimientos circulares y ascendentes, sin presionar demasiado la piel y habiéndote frotado el producto entre las dos manos primero. Así asegurarás que los nutrientes se absorban mejor y que tu piel no se vuelva flácida más pronto de lo esperado.

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)