Envío gratis a partir de 18 €

Mascarilla facial exfoliante revitalizante | Natura Siberica

Mascarilla facial exfoliante revitalizante | Natura Siberica

5/5

5,06

-15%

145 ml

Elimina las células muertas
Suaviza y tonifica la piel
Unifica el tono del rostro
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

5,06

-15%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 5,06 4,86 4,71 4,55

Ahorra comprando para varios meses. 

Cuánto nos empeñamos en querer lo de los demás. Cuando nosotros podemos tener mascarillas como esta que pueden alegrarnos la vida y la piel.

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito

Descripción Mascarilla facial exfoliante revitalizante | Natura Siberica

¿Te has parado a pensar alguna vez en la adoración que siente la sociedad por los niños?

Nos pasamos la vida admirándolos: su energía, su vitalidad, sus incansables ganas, su flexibilidad, su piel sedosa…

Y la realidad es que representan todo lo bueno que tenemos las personas (y a veces también lo malo, para qué nos vamos a engañar), pero de poco vale anclarse en la infancia y obsesionarnos con ser como ellos cuando tenemos nuestra propia forma de ver las cosas y podemos cambiarlas si no nos gustan.

Por ejemplo: para qué quieres tener el cutis como el de una criatura cuando puedes darle una inyección de energía al tuyo y renovarlo por completo.

Fijar la mirada en el pasado no vale de nada, es más útil aprovechar las ventajas y los regalos que nos da el presente, como esta mascarilla exfoliante revitalizante de Natura Siberica que está pensada para dejar tu tez radiante.

Y además, piénsalo bien, que ser adulta tiene unos puntazos que ya quisiera un niño…

Lo que más nos gusta

  • Sin aditivos: como los niños cuando te dicen las verdades a la cara. Porque su composición está repleta de ingredientes totalmente naturales y vegetales que te enriquecen la piel.
  • Repleta de energía: porque gracias a la baya siberiana protagonista en esta colección, la oblepikha de altái, se convierte en un aporte de vitamina C que alimenta tu piel de forma natural.
  • Sin complicaciones: así es como deberíamos tomarnos la vida siempre. Por eso se sirve con un dosificador tan sencillo de usar como efectuar una sola pulsación y listo.

Lo que nos enamora

  • Efecto tonificante que provoca tras su uso. Deja el rostro uniforme y le proporciona suavidad e iluminación natural.
  • Textura en gel, ligera y con gran ligereza que se extiende con facilidad al entrar en contacto con la piel. La exfolia, le da un empujón a la regeneración de la piel, la refresca y la hidrata. ¿Qué más se puede pedir?
  • Sin ese granulado que a veces puede ser molesto para las pieles más sensibles. ¡Por eso es apta para todas!
  • Sensación de renovación que provoca en la piel después de retirarla. Como si cuando vas a un chikipark, pero sin cansarte ni la mitad.
  • Aroma intenso y refrescante que aviva la emoción de sentir que algo está cambiando.

Los culpables de su encanto

  • Hidrolato: es un concentrado de vitaminas y microelementos que se extrae de las plantas por destilación. Plantas salvajes que tienen propiedades muy poderosas y cuyo efecto sobre la piel es tal como su cuidado intensivo, dejándola suave y aterciopelada.
    • Hidrolato orgánico de oblepikha de altái: gracias al incremento de elasticidad e hidratación que le da a la piel, mejora su calidad de vida y la hace estar más saludable.
  • Vitamina C: es la encargada de acelerar los procesos de regeneración celular (lo cual deriva en una piel más joven) y mejorar también las defensas de la piel.
  • Ácido glicólico: aquí es el rey de la fiesta. Lleva a cabo la exfoliación e hidrata la piel, promoviendo además la reducción de las líneas de expresión, las manchas y las marcas derivadas del acné o las cicatrices.
  • Ácido láctico: que no lácteo. Juntamente con el glicólico, exfolia la piel, regula su pH natural y elimina las manchas del sol.

¿Cómo usarla?

Con la misma energía que si fueras una niña.

Aplícalo directamente sobre la piel limpia y seca y déjala actuar de 10 a 15 minutos. Después aclárala con agua tibia. Consejo: a menos que te interese exfoliarte los ojos (no te interesa, ya te lo decimos nosotros), evita la zona de su contorno.

Truco de la casa:

Más bien, consejos:

  1. Si tu piel está muy irritada, mejor prueba con otra mascarilla (que las hay) para pieles más delicadas.
  2. En caso de tener la piel sensible, haz una pequeña prueba primero en la muñeca y espera a ver su reacción. Si no ocurre nada, puedes avanzar con el rostro.

En cualquier caso, en el momento de retirar la mascarilla, hazlo con agua fría y sécate la cara con una toalla a toquecitos. No la arrastres, porque eso podría hacer que se irritase su piel.

Esta mascarilla forma parte de la línea especial Oblepikha C-berrica. Indaga en ella y déjate llevar por las maravillas de esta colección.

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)