Envío gratis a partir de 15 €

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito
-15%

Mascarilla de gel reparadora y calmante | Natura Siberica

5,91

Capacidad: 100 ml

SKU: 43005

Si las manos ajenas cerca de tu cara te aterrorizan y eres más reactiva que un gato asustado, esta mascarilla calmante es de uso obligado para ti.

Packs Ahorro

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 5,91 5,67 5,50 5,32

Ahorra comprando para varios meses. 

4 cuotas sin intereses de 1,48Clearpay

Contenidos relacionados

Descripción Mascarilla de gel reparadora y calmante | Natura Siberica

Las personas con la piel grasa tenemos que sufrir el acoso de las que no la tienen.

No son capaces de entendernos. No pueden ponerse en nuestra piel (en todos los sentidos posibles).

No alcanzan a comprender por qué no nos dejamos tocar.

¿Es que acaso no es obvio que las yemas de tus dedos van a ensuciar todavía más mi cara?

Pues parece que no.

Y el caso es que no somos mala gente. No queremos parecer ariscas, pero nos sale solo.

Y claro, eso luego conlleva lo que conlleva.

Al final solo te quedan dos opciones: ir con una máscara de hierro por la vida como Leonardo DiCaprio o usar esta mascarilla de gel reparadora y calmante un par de veces a la semana y empezar a ser menos gatos y más… bueno, eso ya lo vamos viendo.

Lo que más nos gusta

  • Directa al grano: y nunca mejor dicho. Este producto pertenece a la línea Berëza Siberica, una gama dedicada única y exclusivamente al cuidado de la piel grasa y el tratamiento de sus imperfecciones asociadas, como son el acné, los puntos negros, los poros abiertos o los brillos, todos ellos derivados del exceso de producción sebácea. Con su mágica composición, pretende regular dicha secreción y minimizar progresivamente sus efectos hasta hacerlos desaparecer.
  • Con lo esencial: porque no necesitas aditivos ni ingredientes que le resten calidad de vida a tu piel, sino todo lo contrario. Por eso, todos los productos de esta colección están basados en el hidrolato orgánico de abedul blanco, un jugo extraído mediante la destilación de esta planta, combinado con elementos naturales y vegetales. Todos ellos originarios de la naturaleza siberiana y recolectados de forma silvestre para poder aprovechar al máximo todas sus propiedades.
  • Sin causar daños: ni a ti, ni a tu piel, ni al entorno. Y así es como se puede decir con la boca grande que Berëza Siberica es vegana en su totalidad: sin ingredientes de origen animal y cruelty free, tanto en lo que respecta a la producción como en el testado del producto final. Por eso, el uso de esta mascarilla te dará una tranquilidad absoluta no solo en el cuidado de tu cutis, sino en tener la sensación de que estás colaborando a hacer de este mundo un lugar mejor. Sin grasa y sin dolor.

Lo que nos enamora

  • Proporciona lo que toda piel grasa busca: calma. Y lo hace recuperando su equilibrio y reduciendo la irritación provocada por la tendencia acneica y las imperfecciones. Con su complejo de ingredientes seleccionados especialmente para restaurarla, la repara intensivamente a la vez que hidrata y desinflama, reduciendo la sensación de taponamiento y mejorando la salud del cutis.
  • Textura en gel súper ligera y agradable. Proporciona una sensación confortable a la piel y la cubre con facilidad dándole un alivio instantáneo. La refresca, la relaja y, gracias a su efecto antioxidante, la protege de los radicales libres evitando así la reproducción de signos de acné. Y, por si todo eso te parece poco, le ponemos la guinda al pastel: sus ingredientes activos contribuyen a minimizar los efectos del paso del tiempo, o lo que vendría siendo lo mismo, el envejecimiento prematuro.
  • Aroma muy suave y con el toque tan característico del abedul polar blanco. Que ¿cómo huele el abedul? Pues así: fresco, ligero y de aquello que nada más ponerlo en contacto con tu piel sabes que la va a dejar totalmente renovada. Pero vaya, que es mejor que lo compruebes tú.

Los culpables de su encanto

  • Hidrolato orgánico de abedul polar blanco: como ya te íbamos avanzando, este ingrediente es un jugo que se extrae de la corteza de abedul blanco y se utiliza como base de la fórmula por sus excelentes propiedades. Es rico en betulina, un gran antiinflamatorio natural que permite reducir la inflamación causada por las imperfecciones derivadas del exceso de sebo, además de poseer acción calmante y antioxidante, mediante la cual ayuda a prevenir el acné sin resecar la piel.
  • Extracto de hojas de salvia: tiene muchas propiedades beneficiosas para la piel, entre las cuales podemos destacar que es astringente, desinfectante y cicatrizante. ¿Qué significa esto? Que trabaja activamente para evitar la aparición de imperfecciones y promueve la regeneración intensiva de la piel, haciendo también de esta manera que se mantenga suave, elástica y joven.
  • Extracto de manzanilla dulce: si creías que este ingrediente solo te servía para el dolor de barriga, estabas muy equivocada. Y eso es porque también es un fantástico tratamiento para el acné, debido a sus propiedades limpiadoras y su capacidad para eliminar toxinas y bacterias de forma intensiva.
  • Niacinamida: es un derivado de la vitamina B3 que contiene propiedades antioxidantes que la hacen un componente ideal para combatir el envejecimiento prematuro de la piel. La protegen de los radicales libres, estimula la producción de colágeno y elastina, así como regula la de lípidos (que refuerzan la barrera protectora natural), y provoca un efecto unificador del tono que deja un aspecto radiante en el cutis.
  • Ácido hialurónico y vitamina B5: una de las mejores mezclas que podrías encontrar para el bienestar de tu piel grasa. Dos hidratantes súper potentes que, además de proporcionarle humectación al cutis, le aportan antioxidantes que ayudan a reparar su estructura y la protegen, y minimizan los signos de envejecimiento asegurando que su barrera hidrolipídica se mantenga equilibrada.
  • Vitamina E: es un potente antioxidante que ayuda a retardar el envejecimiento prematuro de la piel. ¿Cómo lo hace? Dándole protección, reduciendo la irritación y activando la síntesis (producción natural) de colágeno para incrementar su elasticidad.

¿Cómo usarla?

Con las mismas ganas con las que rechazas una caricia en la cara.

Aplica una capa fina de producto sobre la piel seca (con una cantidad equivalente a la de una almendra con cáscara, aproximadamente, te bastará). Hazlo dando suaves masajes y déjala actuar durante 10 a 15 minutos. Después, retírala con agua tibia o fría y sécala a toquecitos.

Puedes repetir este proceso entre dos y tres veces por semana.

Truco de la casa:

No apliques la mascarilla directamente sobre la piel sin trabajarla un poco. Frótala entre tus manos y aplícala cuando sientas que ya no está tan fría: eso favorecerá una mejor absorción.

A veces puede parecer una tontería, pero el movimiento de las manos influye mucho en cómo los productos inciden en nuestra piel, por eso es recomendable que lo hagas con movimientos circulares que estimulen, desde un principio, la circulación sanguínea. De abajo hacia arriba.

Esta mascarilla forma parte de la línea de cuidado para piel grasa Berëza Siberica. Sumérgete en ella y crea una rutina perfecta para cambiar las pesadillas por sueños húmedos (que no aceitosos).

Categorias

GRATIS

EL REGALO DE LA SEMANA

Solo tienes que llegar a los 29 € de pedido y podrás escoger entre estas maravillas en el carrito. 

#PORTUCARABONITA

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)