Envío gratis a partir de 18 €

Mascarilla facial blanca purificante | Natura Siberica

Mascarilla facial blanca purificante | Natura Siberica

5/5

10,16

-15%

80 ml

Equilibra la producción grasa
Minimiza las imperfecciones
Limpia y matifica la piel
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on print

10,16

-15%

¿Quieres ahorrar?

Unidades 1 3 6 12
Precio/unidad 10,16 9,75 9,45 9,14

Ahorra comprando para varios meses. 

Estás compitiendo en una carrera a la que no te habías apuntado. Ahora te toca usar esta mascarilla y hacer que se apague el contador.

Solo te faltan 29,00 para seleccionar tu regalito

Descripción Mascarilla facial blanca purificante | Natura Siberica

– ¿Preparadas? Tres, dos, uno…

– Yo paso.

Efectivamente. Cuando tienes la piel grasa, mantenerla cuidada se convierte en vivir en una carrera constante con ella. Y al principio es alentador, tienes ganas.

Al principio eres de aquellas personas que dice «me gustan los retos». Y te emociona la idea de estar probando cosas con tal de truncar su velocidad.

Pero cuando ves que es peor que las pulgas, acabas por desinflarte un poco. Y es totalmente lógico.

Aunque, si estás aquí, ya sabes lo que te diremos: olvídate de tirar la toalla – en tu caso esto es casi literal -.

Sigue luchando porque, aunque su capacidad de generar grasa sea más rápida que tú limpiándola, no sabe que tienes un as en la manga.

Un as que se llama mascarilla blanca purificante. Suena alentador, ¿verdad? No nos digas que no te dan ganas de volver a intentarlo, anda.

Lo que más nos gusta

  • Fiel a sus orígenes: una colección que reúne lo mejor de cada casa. Sus composiciones están hechas a partir de la fusión de recetas nórdicas procedentes de los pueblos Nenec, Selkupy y Khanty. Ellos las usaban para crear infusiones medicinales y elixires y Natura Siberica las ha recogido para llevar sus mágicas propiedades a tu piel, bajo el nombre de Northern Collection.
  • Con las ideas claras: y la piel radiante. Una línea creada única y especialmente para la limpieza de tu piel. Sea del tipo que sea, aquí hay un lugar y una poción mágica (o más) para ella. Con esta línea descubrirás que no hacen falta trucos para tener un cutis sano, sino recetas que funcionen.
  • Siberiana de pura cepa: tanto es así que todas y cada una de las hierbas y bayas que contiene son procedentes de la naturaleza siberiana. Únicas en su especie e inimitables, razón por la que no hay otra colección igual a esta. Un conjunto de combinaciones lleno de belleza nórdica, y no solo por sus componentes, sino por el encanto con el que se trabajan.

Lo que nos enamora

  • El equilibrio que le aporta a tu piel. Es eso lo que buscas, ¿no? Pues aquí lo tienes: regula el exceso de sebo y controla que no se desproporcione su producción nuevamente. Le proporciona a la piel una sensación refrescante y le deja una textura uniforme de aspecto mate muy natural.
  • Textura densa pero fácil de trabajar. Tan solo es cuestión de tener un poquito de paciencia e ir masajeando la piel. Además, ya dicen que lo que cuesta más esfuerzo se valora más, ¿no? Pues en este caso es totalmente cierto. Una densidad que cubre la piel a la perfección y va absorbiendo todo el exceso de grasa y minimizando las imperfecciones.
  • Aroma con mucha pureza. Dicho de otro modo: se nota que lleva arcilla. Pero tranquila, porque eso no significa que sea insoportable, como en otros casos ocurre. Se entremezcla con un punto fresco que la hace, cuanto menos, interesante.

Los culpables de su encanto

  • Arcilla blanca: es ideal para mantener a raya a una piel grasa. Gracias a sus propiedades astringentes, controla el exceso de sebo y la pone en equilibrio, eliminando las toxinas y absorbiendo las células muertas de la piel. Además, le aporta luminosidad natural (que no brillos) y la mantiene tersa, lisa y suave.
  • Salvia silvestre siberiana: es un astrigente natural que tiene efecto refrescante – lo notarás rápido -. Gracias a ella, la piel queda purificada y más elástica, con un aspecto mate y un brillo saludable. Vaya, como a ti te gustaría que estuviese siempre.

¿Cómo usarla?

Como decía Diego Torres, con esperanza.

Bueno, no decía eso, pero para ti ahora el blanco sí será el color de la esperanza. Y también el del éxito.

Usarla es tan sencillo como aplicarla sobre la piel seca y limpia, dando suaves masajes con las yemas de los dedos, y dejarla actuar durante cinco o diez minutos. Después la aclaras con agua tibia (importante para cerrar los poros) y listo.

Puedes repetir este proceso de una a dos veces por semana.

Truco de la casa:

La mejor forma de aplicar cualquier producto de la piel siempre es de abajo para arriba y haciendo movimientos circulares. La razón es que, de esta manera, evitas que el peso de la gravedad influya sobre ella antes de tiempo (vaya, que empiece a caerse) y que a su vez incremente su producción de colágeno, gracias a la mejora de la circulación sanguínea.

En el caso de esta mascarilla, además, también favorecerás que pueda absorber mejor los residuos grasos de tu rostro.

Categorias

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)