eSCOGE REGALO A PARTIR DE 29 €

El Regalito de la semana

Hola Bombón, esta semanita tenemos unos regalitos especiales para tí. Puedes escoger entre estos 2, eso si, nos tienes que hacer un pedido de 29 €.

Si te apetece alguno, solo lo tienes que seleccionarlo cuando llegues al carrito y te lo llevas por tu cara bonita. 

Envío gratis a partir de 9 €

PAGA EN 4 CUOTAS SIN INTERESES

El famoso método co-wash, los 4 steps y el mejor cronograma

El famoso método co-wash, los 4 steps y el mejor cronograma

El famoso método co-wash, los 4 steps y el mejor cronograma

El secreto para lucir un pelo de infarto no está en el champú. Descúbrelo y únete al club co-wash: bienvenida al paraíso de los pelo rizado.

Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Índice del artículo

Co-wash: un método con objetivos tan definidos como tus rizos

El término co-wash viene del inglés (conditioner washing), que significa “lavado solo con acondicionador”. Esta tendencia ha llegado para quedarse. El método co-wash consiste en usar exclusivamente el acondicionador para lavar el cabello y omitir el champú tradicional. Seguro que estarás pensando: «Vaya locura, qué me estás contando… ¿Lavar el pelo sin champú..?» Pues sí, el co-washing es una de las tendencias de lavado más populares del momento. El objetivo del método co-wash es ayudar a recuperar y definir la forma de los rizos sin que el pelo pierda su hidratación, eliminar el encrespamiento y proteger el color de la melena. Además, este método busca construir una rutina alejada de productos agresivos y no naturales. ¿Suena muy bien, verdad? Pues sigue leyendo para descubrir sus secretos.

¿Cuál es la idea principal del co-wash?

La idea principal del co-wash es prescindir de todos aquellos ingredientes que son malos para nuestro cabello, como los parabenos, sulfatos, petrolatos o siliconas. El champú es uno de los productos cosméticos que posee más cantidad de sustancias tóxicas, estamos acostumbrados a ver sus nombres cuando leemos su composición y es importante saber que su uso prolongado puede tener efectos negativos en nuestra salud. Estas sustancias provocan sequedad, irritaciones en la piel y arrastran los aceites naturales que nuestro cuero cabelludo produce. A la larga, estas sustancias químicas producen el quiebre del cabello y la sobreproducción de sebo.

¿Para quién es el co-wash?

El método co-wash está indicado, básicamente, para personas con el cabello afro, muy rizado, con ondas o bucles naturales. Pero ojo, también se recomienda para mujeres con el cabello grueso, áspero, seco o con tendencia a encresparse e, incluso, para el pelo teñido. En este último caso, según el grado de sequedad, se recomienda intercalar el co-wash con un lavado con un champú sin sulfatos, para garantizar una limpieza más profunda. Este método es ideal para esas personas que siguen el Curly Girl Method y favorece unos rulos más sedosos e hidratados. Si no sabes qué es y tienes el pelo rizado u ondulado, ya estás tardando en leer nuestro artículo de cabecera sobre el tema. Este método fue desarrollado por la estilista Lorraine Massey, quien lo explicó en su libro Curly Girl-The Handbook, donde también nos cuenta lo del método co-wash.

A lo que íbamos, las que tenemos el cabello rizado sabemos lo difícil que resulta mantener los bucles bien definidos, queremos tener una óptima definición y hemos probado mil productos para conseguirlo. Es por eso por lo que hoy venimos a contarte los secretos que esconde la técnica co-wash, el famoso método para recuperar la forma de tus rizos sin gastar de más.

El método co-wash

Antes de comenzar a utilizar la técnica co-wash, debes tener en cuenta que requiere de un tiempo para conseguir los resultados que deseas. La vida del cabello no se devuelve de un día para otro, requiere de una rutina y de mucha constancia. Además, los primeros días puede que tu pelo se encuentre con el llamado «periodo de abstinencia o de transición» (varía según la persona), en el que es normal notarla extraña o que no se comporte con normalidad. Asimismo, el acondicionador que uses no puede ser cualquiera, tiene que ser suave y hay que poner mucha atención a los ingredientes que lleva. También debe ser libre de sulfatos, siliconas y derivados del petróleo. En Soyes tienes para escoger, y además son naturales y libres de químicos.

El cronograma co-wash

Día 1: una limpieza profunda

Antes de empezar con el método co-wash, debes realizar un lavado del cabello con una buena limpieza. Para lograrlo, te recomendamos usar un champú destinado a ello y antibacteriano como el champú efecto higienizante de Natura Siberica o bien el champú limpieza profunda y cuidado de Green Agafia. Aplícatelo de las raíces hasta las puntas, masajéate el cabello y enjuágalo bien con agua tibia. Después, puedes aplicarte un acondicionador de medios a puntas, sin tocar las raíces y, para finalizar, enjuagarte bien el pelo.

Día 2: agüita para la melena

Y, si es necesario, acondicionador: en este día no toca aplicarse el producto en las raíces. ¡Agüita y solo agüita! Mójate el pelo y, si lo deseas, puedes ponerte un poquito de acondicionador nutritivo en las puntas (para hidratar un poco).

Día 3: dale con el first co-wash

Y llegó el momento que todos esperábamos. Es hora de reemplazar el champú por un acondicionador hidratante para limpiar el cuero cabelludo. Humedece tu cabello y aplícate una abundante cantidad de acondicionador en las raíces, masajéate bien el pelo durante unos minutos y enjuágalo después con abundante agua tibia o fría.

Día 4: repite otra vez

Volvemos con el paso que ya has practicado magistralmente en el día 2. Así que ahora que ya lo controlas, toca lavarlo con agua y, si lo crees necesario, aplicar acondicionador.

Día 5: suma tres más dos

Y tendrás el cinco. Haz el second co-wash o lo que es lo mismo: repite la rutina del día 3.

Esto es todo. Fácil, ¿verdad? Por si no lo ves claro, aquí va un truco para que no se te olvide cómo funciona: es, básicamente, seguir la premisa día sí, día no. El día que descanses de un paso, tocará el otro. Si te resulta más sencillo, incluso puedes apuntar en el calendario cada vez que haces uno, y así siempre sabrás cuál viene al día siguiente.

Pasos para realizar el co-wash

Step 1: al rico masaje

Una vez tengas el pelo mojado, aplícate el acondicionador: masajéate el cabello en círculos sobre el cuero cabelludo y reparte el producto de manera uniforme desde la raíz hasta las puntas, para que el cabello reciba la dosis de hidratación necesaria. Puedes repetir el mismo procedimiento con un extra de acondicionador, pero esta vez solo en las puntas.

Step 2: multitasking

Déjalo actuar: aproximadamente durante unos cinco o diez minutos. Puedes aprovechar este tiempo para cuidarte y mimarte el resto del cuerpo. Ya que te pones, hazlo a fondo. Así, como idea: exfoliarte la piel es una buena forma de pasar el rato. ¿No tienes claro cómo sacarle jugo? No te preocupes, nosotros te damos algunas ideas.

Step 3: nudos fuera

Después de este kit-kat, toca coger el peine e ir deshaciendo nuditos. En efecto: este paso consiste en desenredarte el cabello. Y, para ello, dos consejos:

  1. Ten paciencia.
  2. Hazlo con un peine de cerdas anchas. Te facilitará la tarea.

Step 4: liberad a Curly

Finalmente, enjuágate el cabello con agua fría o templada para darle un extra de brillo y cerrar bien los poros. Evita hacerlo con agua caliente porque favorece la aparición del más odiado frizz.

Curiosidad: Recuerda que, si tienes el cabello teñido, puedes alargar la duración del tinte con el uso de esta técnica. Todo son ventajas, querida.

Y listos, esto es todo. Este método no tiene límites. Puedes aplicarlo todos los días. Se aconseja alternar el método co-wash con el uso de un low poo, es decir, un champú sin ingredientes nocivos para la salud de la melena.

Y, oye, una cosita… El método leave-in, ¿te suena?

El método leave-in se utiliza cuando el cabello lo pide, es decir, cuando está sometido a daños externos como el sol, el agua salada, la contaminación, la piscina, los tintes, la plancha… Cuando el pelo está seco y dañado resulta muy difícil peinarlo. El tratamiento leave-in llegó para solucionar este problema y para controlar las hebras más rebeldes de tu melena, hidratarla y devolverle un aspecto saludable y bonito. Este procedimiento consiste en aplicar el acondicionador sin aclarar el pelo. Si tu melena muestra signos de deshidratación o está ligeramente dañada, el aliado perfecto es el acondicionador o bálsamo capilar. Este ayuda a tener el cabello más elástico, brillante y saludable.

¿Cómo se hace?

Después de ducharte o bañarte, con el cabello húmedo, debes aplicar el acondicionador y dejarlo actuar sin aclararlo. El leave-in creará una película protectora cubriendo cada fibra, previniendo al cabello de posibles daños y convirtiéndolo en una especie de termo-activo. Se recomienda aplicarlo, especialmente, después de cualquier situación que pueda agredir el cabello, como las que te he mencionado al principio de esta sección.

Así que, amiga Curly, si tienes el pelo ondulado, rizado o muy rizado, usar el leave-in es una buena estrategia para reparar tu cabellera e hidratarla en profundidad. Combina genial con el método co-wash, así que ¿por qué no trabajarlos juntos y empezar a lucir una melena de leona? Desatada y libre, con unos rizos definidos y sin efecto frizz… ¿Qué más se puede pedir?

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

LOS REGALOS DE LA SEMANA

Solo tienes que llegar a los 29 € de pedido y podrás escoger entre estas maravillas en el carrito. 

#PORTUCARABONITA

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)