Envío gratis a partir de 18 €

Todos los días sale el sol, chipirón. La exposición solar y nuestra piel

Todos los días sale el sol, chipirón. La exposición solar y nuestra piel

Todos los días sale el sol, chipirón. La exposición solar y nuestra piel

El sol nos encanta, energía y buenas vibras. Pero nada en exceso es bueno para nuestra piel: conoce los principales riesgos y protégete.

Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Índice del artículo

Lagartos al sol

Bendito sol, bendito el calor que nos recorre por el cuerpo cuando lo tomamos, bendita la alegría que nos da un domingo de sol y buen tiempo. Más claro el agua, el sol da vida, o más bien dicho: es vida, es una gran fuente de energía que además hace posible la vida en el planeta. Imagina si es importante que todos los planetas de nuestra galaxia giran entorno él y nos condiciona nuestro «reloj biológico», ya que cuando no hay sol es de noche, y cuando lo hay es de día. Con este artículo, vas a convertirte en una experta en aprovechar el sol sin dañar o perjudicar a tu piel. ¡Ready, steady, go!

Los efectos positivos del sol en la piel

La luz solar nos aporta numerosos beneficios. Es posible que relacionamos el sol con algo negativo debido a las numerosas campañas que estamos acostumbrados a ver. Pero oye, como dicen los sabios: nada en exceso es bueno, es decir, la exposición al sol es buena para la piel, y si se toma en las horas adecuadas y de forma moderada es beneficioso para nuestra salud, pero como todo, hay un límite.

Vamos a conocer sus beneficios:

  • Mejora el estado de ánimo

La luz solar tiene un efecto antidepresivo e influye en el estado de ánimo. Los días de sol nos sentimos enérgicos, motivados y nos dan alegría. La serotonina es una sustancia del cerebro que controla el estado de ánimo y se asocia a sensaciones de felicidad. Se ha demostrado que cuando más luz solar haya, más elevado permanece el nivel de serotonina. Los niveles de esta sustancia son mayores en días luminosos que en los días nublados.

  • Vitamina D

La piel necesita la luz solar para fabricar vitamina D. La vitamina D es esencial para la formación y el buen estado de los huesos. Es necesario para metabolizar el calcio y evitar el raquitismo. Cada vez que te bronceas tus huesos se fortalecen. Según los datos de National Institutes of Health, dicha vitamina favorece la absorción en el intestiono del calcio y el fósforo, evitando su pérdida en el riñon.

  • Bueno para la piel: sin exceso

Tomar el sol con moderación puede ayudarte a mejorar el aspecto de la piel. La exposición solar es un recurso para eliminar la grasa e impurezas de la piel, reducir el acné, la dermatosis o enfermedades de piel. Se recomienda tomar el sol máximo 30 minutos al día y, por supuesto, en las horas recomendadas.

  • Estimula tus defensas

Ahora emperzarás a entender porqué en verano no tienes gripes ni catarros heavys... Eso es porqué el sol es capaz de aumentar el número de glóbulos blancos o linfocitos, las células que se encargan de defender cualquier infección.

  • Adiós al colesterol

Suena extraño pero el sol ayuda a reducir grasa corporal. Las personas que viven en climas soleados presentan menos enfermedades cardiovasculares y está demostrado que los niveles de colesterol son más bajos en verano. Esto es porque el calor y el sol evitan que la grasa se pegue a las arterias.

  • Garantiza las buenas noches

¿Verdad que en verano te levantas más descansado a pesar de haber dormido pocas horas? Esto se debe al efecto de los rayos UV en la hormona melanina, que una de sus funciones es regular los ciclos de sueño. Los expertos explican que las personas que se exponen a la luz solar, inician la producción de melanina antes, y eso hace que concilien el sueño con más facilidad.

  • Mejora el sexo

¿Te has parado a pensar porqué tu vida sexual es más intensa en verano? La explicación está en otra hormona: la testosterona. Tomar el sol con moderación, aumenta los niveles de testosterona en la sangre y esta hormona es una de las responsables del apetito sexual.

Factores que condicionan el impacto del sol en nuestra piel

Algunas veces los rayos ultra violetas pueden ser perjudiciales para la piel, sobre todo si se hace una exposición incontrolada, sin protección y muy prolongada. Hay varios factores que pueden hacer variar el impacto del sol en nuestra piel, como:

  • La hora del día: las horas más peligrosas son las del mediodía, evita la exposición solar entre las 12 y las 16 horas.
  • La estación: la radiación solar más intensa es la del verano.
  • La altitud: por cada 1000 metros de altitud la intensidad de los rayos UV aumenta un 20%.
  • La localización geográfica-
  • El tipo de piel que tengamos.
  • Cada persona es un mundo y cada piel tiene su historia. El grado de tolerancia de cada piel es distinto. Hay pieles más blancas y otras que son más morenas, evidentemente el sol afectará más a las personas que sean blanquitas de piel.
    • El fototipo I. Representa a las personas que tienen a piel muy clara, que les cuesta mucho broncearse y se queman la piel con mucha facilidad. Generalmente son personas con el pelo rubio o pelirrojo, ojos claros, piel pálida y con pecas.
    • Fototipo 2. Se quema fácilmente pero puede broncearse. Normalmente son personas con el pelo rubio, ojos azules y con pecas.
    • Fototipo 3. Este tipo de piel se broncea rápidamente y alguna vez se quema (a veces durante la primera exposición solar). Son personas con el cabello y ojos oscuros y una piel blanca.
    • Fototipo 4: Nunca se crema, solo se broncea. Generalmente son personas con el cabello, la piel y los ojos oscuros.
    • Fototipo 5. Piel mediterránea, que nunca se crema, sólo se broncea más. Normalmente son personas con cabello moreno y coloración de piel muy morena.
    • Fototipo 6. Piel negra.
  • Durante el mediodía, sobre todo en verano, la radiación UV es muy fuerte y penetra de forma muy intensa en nuestra piel, por eso, se recomienda poner protector solar y proteger la piel con prendas de ropa protectoras.

Curiosidades sobre los factores que influyen sobre la exposición UV

  • 90% de los rayos UV atraviesan las nubes ligera.
  • La nieve refleja hasta el 80% de los rayos UV del sol.
  • El 60% de los rayos UV se reciben entre las 10 y las 2 de la tarde.
  • La sombra reduce un 50% la exposición solar.

Bastan 5-15 minutos de sol, dos o tres veces a la semana para estar estupenda

Efectos negativos en nuestra piel

  • Quemaduras solares

Es el efecto inmediato en la piel de la exposición solar. Normalmente aparece unas 12/24 horas después y en casos muy extremos pueden aparecer síntomas como fiebre, escalofríos, insolación o dolor de estómago.

  • Manchas

La melanina es el pigmento que da color a la piel y es la que permite que luzcamos una piel bonita y bronceada. Es la principal defensa natural de la piel contra las radiaciones solares. Pero si se toma el sol en exceso, la melanina de nuestra piel se puede ver alterada, y es cuando aparecen manchas en la piel o un tono no uniforme. Además, con la exposición del sol aparecen pecas, lunares y melasmas (manchas oscuras poco definidas).

  • Envejecimiento de la piel y arrugas

La exposición del sol es directamente proporcional a las arrugas de la piel. El fotoenvejecimiento se caracteriza por una piel áspera, sin elasticidad y con profundas arrugas en la cara, cuello y escote. Se cree que un 75% de las arrugas son causadas por el sol.

  • Cáncer de piel
    la exposición solar puede favorecer el cáncer de piel, sobre todo, si se expone muy a menudo al sol y sufre quemaduras de forma habitual.

No lo olvides nunca: la piel tiene memoria y no olvida el daño.

Consejos para la protección de la piel

  • Utiliza un protector solar con un índice de protección al menos de 15 . Debes aplicarla por toda la piel que esté expuesta al sol, incluyendo los labios (puedes utilizar el bálsamo love you summer).
  • Cuidadín con el agua, los días nublados, la arena, la nieve o el asfalto! Los rayos también nos impactan.
  • Es necesario aplicar el protector solar cada dos horas.
  • Puedes utilizar un sombrero de ala ancha y gafas de sol.
  • Exponte al sol de una forma gradual para permitir que la piel desarrolle un bronceado natural.
  • Existen camisetas que protegen la piel del sol, con tejidos muy tupidos que no dejan pasar la luz solar.
  • Bebe mucha agua antes y después de la exposición solar.
  • Hidrátate el cuerpo después de la exposición solar.
  • Puedes echarte un aftersun refrescante después de la exposición solar, va a aliviar la piel, la hidratará y evitará la aparición de quemaduras. Café mimi tiene el aftersun hidratante o el refrescante. Depende de cual sea tu prioridad. Su diseño está pensado para que el momento de reparación sea súper eficaz y fácil.
  • Protege el cabello de las radiaciones solares. Utiliza el spray suavizante protector del calor. En verano, el cloro, el agua salda y el estar más tiempo expuesto al sol, hace que el cabello pueda proteínas capilares como la queratina.

El sol es esencial para nuestra vida y es bueno para nuestra salud tanto a nivel físico como mental, si lo queremos disfrutar hay que hacerlo con precaución. Después de leer este artículo, estarás súper ready para irte de vacaciones y estamos seguros que serás más consciente y tomarás precauciones. Recuerda que todo es malo si es en exceso.

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

En Soyes utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencia (Ver Política Cookies)